La Bolsa de Nueva York ha cerrado con un claro repunte este jueves, sostenido por un descenso de las solicitudes de beneficios por desempleo en Estados Unidos y la recuperación de los valores financieros: el Dow Jones ganó 0,67% y el Nasdaq 0,99%. El Dow Jones Industrial Average (DJIA) subió 85,73 puntos a 12.848,95 unidades, según cifras definitivas de cierre, acercándose en sesión a la barra psicológica de los 13.000 puntos, a 12.942,26, su mayor nivel desde el 3 de enero. Tras descender a más de 1,60 dólar por euro el martes, la moneda estadounidense se negociaba este jueves a menos de 1,57 por euro.
El índice de alto componente tecnológico Nasdaq ganó 23,71 unidades a 2.428,92, su nivel más alto desde el 14 de enero, mientras que el índice ampliado Standard and Poor's 500 subió 8,89 puntos a 1.388,82 unidades (+0,64%). 'El vigor de la recuperación del dólar y el descenso de las solicitudes de beneficios por desempleo dieron la impresión a los inversores de que lo peor de la crisis probablemente haya pasado', explicó Peter Cardillo, estratega del gabinete Avalon Partners. Tras descender a más de 1,60 dólar por euro el martes, la moneda estadounidense se negociaba este jueves a menos de 1,57 por euro.Esta recuperación, debida a rumores de una pausa monetaria e incluso de alza de las tasas de interés estadounidenses a fines de abril, a causa de la disparada de los precios de la alimentación y la energía, 'muestra que la actividad económica está por reanudarse', estimó Cardillo. Máxime, después de que las solicitudes de beneficios por desempleo, consideradas como una medida de la vitalidad del mercado laboral, bajaran en 33.000 la semana pasada, cuando los analistas esperaban por el contrario un incremento de 3.000 nuevos inscriptos. Por otra parte, las instituciones financieras reencontraron su dinamismo, luego de que el banco de inversiones Merrill Lynch indicara que no reducirá su dividendo, según analistas del sitio de informaciones financieras Briefing.com. Ante todas estas informaciones 'positivas', los inversores dejaron de lado sus temores sobre el consumo, principal motor del crecimiento estadounidense, reavivados por los grupos Apple, Amazon y Starbucks, que anunciaron perspectivas de crecimiento pesimistas para el resto de 2008. El mercado obligatorio bajó. El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subió a 3,827%, contra 3,730% el miércoles, y el de los títulos a 30 años a 4,544%, contra 4,485%. El rendimiento de las obligaciones evoluciona en sentido opuesto a sus precios.