La compañía Dow Chemical, la mayor empresa química de Estados Unidos y la segunda del mundo, obtuvo un beneficio neto de 941 millones de dólares (597,5 millones de euros) en el primer trimestre de 2008, un 3,3% menos que en el mismo periodo del año anterior ante la menor demanda de plásticos por la crisis de la vivienda y el menor consumo de bienes duraderos, así como por el encarecimiento del petróleo. La cifra de negocio de la compañía de Michigan alcanzó un récord trimestral de 14.824 millones de dólares (9.408 millones de euros), un 19,2% más, impulsada por las subidas de precios y por el incremento de los volúmenes en los mercados de Rusia, India, China y Oriente Medio.
El presidente y consejero delegado del grupo, Andrew N. Liveris, ha mostrado su satisfacción con los resultados cosechados por Dow Chemical y ha pronosticado que el crecimiento de las actividades internacionales de la compañía deberían contrarrestar el debilitamiento de la economúia de EEUU.