Motorola registró en el primer trimestre una pérdida neta de 194 millones de dólares, o 9 centavos por acción, superior a la pérdida de un año antes de 181 millones, u 8 centavos por acción. El aumento de las pérdidas se debió a costos relacionados con la eliminación voluntaria de 2600 empleos y la persistente debilidad de las ventas de la filial de aparatos de telefonía móvil de la compañía.
Motorola había indicado este mes que esperaba incurrir durante el primer trimestre en un cargo antes de impuestos de 104 millones relacionada con costos asociados a las reducciones de costos mencionada previamente. La empresa de telecomunicaciones con sede en Schaumburg, en el estado de Illinois, ha informado que las ventas disminuyeron un 21% hasta 7.450 millones. Para el segundo trimestre, Motorola prevé una pérdida de operaciones continuas de 2 centavos a 4 centavos por acción. Las proyecciones de la compañía para el segundo trimestre fueron peores que lo que analistas esperaban.