UBS advierte de que 2008 podría ser, 'por lo general, otro año difícil', ya que los problemas por los que atraviesa el sector financiero 'no se han evaporado con el cambio de año'. El banco suizo indica que 'aunque hemos tomado medidas para reforzar UBS, no podemos controlar el entorno en el que opera'. UBS reconoce en su misiva que el banco ha sufrido pérdidas significativas en un 'colapso sin precedentes' en el mercado de títulos. Según la entidad, se están afrontando estos problemas para encontrar soluciones que permitirán a UBS ser más una firma más sólida. Con respecto al aumento de capital anunciado en diciembre, el banco indica que es un proceso que les permitirá navegar por los mercados en lo que duren las turbulencias, y ofrecer crecimiento a medio y largo plazo, aunque suponga perder algo de posición en el capital.