Los consejos de administración del conglomerado mediático estadounidense Time Warner y de Time Warner Cable han aprobado la segregación "legal y estructural" de la filial de cable que pasará a ser una compañía independiente previsiblemente en el cuarto trimestre de 2008.
Asimismo, Time Warner Cable anunció un dividendo extraordinario de 10,27 dólares por acción, 10.900 millones de dólares en total, que será abonado justo antes de completar la segregación de la compañía, y por el que la matriz de la segunda mayor operadora de televisión por cable de EEUU percibirá unos 9.250 millones de dólares (5.874 millones de euros). El presidente y consejero delegado de Time Warner, Jeff Bewkes, mostró su satisfacción con el acuerdo alcanzado y destacó que tras el cierre de la operación cada compañía dispondrá de mayor flexibilidad estratégica, financiera y operativa y estarán mejor posicionadas para competir.