Wall Street sorprendió al abrir la sesión en positivo, después de que el petróleo haya superado, por primera vez en la historia, los 130 dólares el barril West Texas –a la espera de que se conozcan los inventarios semanales-. Un titular de la OPEP ha hecho público que la organización está preparada para actuar para asegurar la estabilidad en el mercado, aunque descarta, por el momento, una reunión de urgencia. En el lado macro, las solicitudes semanales de hipotecas experimentaron la semana pasada un descenso del 7,8%. Y, en el campo empresarial, son protagonistas dos compañías: Hewlett Packard (-0,99%) que presentó ayer al cierre sus cuentas, en línea con lo esperado y, Time Warner (+2,17%) que ha anunciado la separación de su filial de televisión por cable. En los primeros movimientos, el Dow Jones repunta un 0,08% hasta los 12.838 puntos, el Nasdaq avanza un 0,17% hasta los 2.496 puntos y el S&P 500 gana un 0,15% hasta los 1.415 puntos.
La bolsa norteamericana abrió la sesión con ligeras alzas. Pocos datos, por el lado macro aunque relevantes los que se han conocido al otro lado del Atlántico. Las solicitudes semanales de hipotecas en EEUU experimentaron la semana pasada un descenso del 7,8%, según los datos del índice elaborado por la Asociación de Banca Hipotecaria (MBA), que se situó en los 621,6 puntos. Los inversores están atentos ahora a la publicación de las actas de la última reunión de la Fed –en la que rebajó el precio del dinero en un cuarto de punto hasta el 2%, y dejó entrever en su posterior informe económico, que podría hacer una pausa o poner fin a su ciclo de recortes de tipos, iniciado en septiembre- .Y también a los inventarios semanales de crudo en una jornada histórica para el oro negro ya que, por primera vez, ha superado los 130 dólares el barril West Texas. Preocupación de nuevo y cierta alarma en el sentido de que los stocks de petróleo puedan ser insuficientes para satisfacer la demanda durante la estación del verano. El petróleo ha seguido subiendo a pesar del alza de los inventarios, en parte porque los agentes creen que la demanda seguirá aumentando en países en desarrollo como China, a lo que se ha sumado también las compras especulativas de la materia primera. Posiblemente haya inyectado algo de “optimismo” al mercado el anuncio de un titular de la OPEP que ha informado de que la organización está preparada para actuar para asegurar la estabilidad en el mercado, aunque descarta, por el momento, una reunión de urgencia. Se benefician de esta nueva escalada del crudo compañías del sector como la mayor petrolera de EEUU Exxon Mobil pierde, no obstante, un 0,06%. Por el contrario, las afectadas por esa escalada son las empresas de consumo como Wal Mart, la mayor minorista de EEUU que se deja un 0,18%. Y también las de transporte, por lo que implica para este sector la subida desproporcionada del crudo. Por ejemplo, Carnival, la mayor compañía de cruceros del mundo, cede un 2,37%. Gráfico Dow