Telefónica repartirá mañana entre sus accionistas un dividendo bruto de 0,3 euros. Una vez descontada la retención fiscal del 18% que aplica Hacienda a este dividendo, acordado en la junta de accionistas de la compañía celebrada el pasado 10 de mayo, los socios de la empresa de telecomunicaciones percibirán 0,25 euros.
Telefónica deberá desembolsar 1.476 millones de euros para satisfacer el pago de este dividendo a todo su accionariado, compuesto por 4.921 millones de títulos.