La subasta por el espectro móvil alemán ganó ritmo el miércoles debido a que las cuatro compañías participantes mejoraron sus ofertas por los bloques de frecuencia de la banda de 800 megahercios. E-Plus, filial de la holandesa Royal KPN ha presentado hasta el momento la mayor puja, al ofrecer 8,64 millones por un bloque de frecuencia de 800 megahercios. O2, de la española Telefónica, ha pujado por dos bloques y ha ofertado 6,7 millones por cada uno. Por su parte, las ofertas de Deutsche Telekom y de Vodafone fueron cercanas a 6 millones.