El consorcio automovilístico francés Renault tiene el objetivo de reducir durante el presente ejercicio sus costes fijos en un 15% en comparación con los datos contabilizados en 2007, con el fin de afrontar la crisis y de recuperarse de las pérdidas de 2.712 millones de euros registradas en el primer semestre de 2009. Según el informe semestral de la empresa, recogido por Europa Press, Renault tiene intención de poner en marcha durante este año diferentes medidas de ahorro, que están recogidas en su Plan de Acción 2009. Entre las iniciativas que tiene intención de llevar a cabo la empresa se encuentra la reducción de sus gastos en investigación y desarrollo, así como de su nivel de vehículos en 'stock' y de sus inversiones.