Las acciones de Realia, inmobiliaria participada por FCC y Caja Madrid, han caído el 60% desde su salida a Bolsa, de la que hoy se cumple un año, y sus títulos han pasado de los 6,50 euros con los que se estrenaron en el parqué a los 4 que marcaban hoy poco antes de las 11.00 horas. Desde que comenzó 2008 acumula un descenso de más del 38%, el duodécimo más pronunciado del mercado continuo. De las once compañías que salieron el año pasado a Bolsa, Realia es la cuarta que más ha caído desde enero, por detrás de Solaria, que pierde el 48%; Clínica Baviera, con el 46%, y Vértice 360, con el 39,25%.
Según los analistas, esta pérdida de valor se debe a la restricción del crédito motivada por las turbulencias financieras que padecen los mercados de liquidez desde el estallido de la crisis de las hipotecas "subprime" o de alto riesgo en Estados Unidos. Para intentar paliar esta pérdida de valor bursátil la estrategia de la empresa para los próximos años pasará por potenciar el negocio patrimonial ante el actual panorama de desaceleración por el que atraviesa el sector residencial en España. El grupo Realia, que inició su trayectoria en 2000 como fruto de la integración del patrimonio, las actividades inmobiliarias y el equipo de profesionales de FCC y Caja Madrid, cerró 2007 con un beneficio neto de 140,4 millones de euros, el 12,7% menos que en 2006. En el primer trimestre de este año la inmobiliaria redujo su beneficio neto el 36% hasta los 26,7 millones de euros. En sus primeros días en Bolsa, Realia consiguió que sus títulos se revalorizaran el 0,92% en la primera jornada, al cotizar al cierre a 6,56 euros, seis céntimos más que los 6,50 de salida. A lo largo de este año, alcanzó su mayor precio, 6,45 euros, el 4 de enero, mientras que tocó fondo el 28 de mayo, cuando bajó hasta 3,75 euros.