Red Eléctrica de España (REE) invertirá 4.000 millones de euros entre 2008 y 2012 en las nuevas infraestructuras de transporte de electricidad previstas en la planificación energética elaborada por el Gobierno, un tercio más de lo previsto en su anterior plan inversor. La compañía, responsable de la gestión del sistema eléctrico y propietaria de la mayoría de las infraestructuras de transporte, construirá también las instalaciones planificadas hasta 2016, lo que le exigirá otros 4.500 millones de inversiones en transporte. El beneficio por acción hasta 2012 aumentará por encima del 15% y el dividendo registrará un incremento en esta mismas proporción, según anunció el grupo presidido por Luis Atienza en una presentación para inversores, en la que dio a conocer su nuevo plan estratégico 2008-2012.
El presidente de REE, Luis Atienza, calculó que el ritmo inversor se mantenga e incluso crezca a partir de 2012 en el marco de los planes del Gobierno. Según una presentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el plan inversor para los próximos cuatro años tendrá una dotación de 800 millones anuales frente a los 600 millones de 2007. El 46% de esta cantidad se destinará a mejorar la seguridad de la red, el 33% a garantizar el suministro y el 21% restante reforzar las instalaciones para evacuar la electricidad producida por los ciclos combinados y las plantas renovables. Gracias a la puesta en marcha de los nuevos activos, sus ingresos aumentarán un 11,7% en el periodo, su beneficio por acción el 15% y la plantilla el 25%. De las inversiones previstas, el 12% ya están en construcción y el 64% en trámites de autorización. Al margen de lo previsto en el plan inversor, REE tendrá que adquirir antes de 2010 los activos de transporte de las compañías eléctricas para cumplir con Ley del Sector Eléctrico aprobada el pasado año. Tampoco está incluido el coste de la nueva interconexión con Francia por Girona, ya que todavía no se ha acordado el trazado definitivo de la línea ni si será aérea o soterrada. REE ha actualizado su plan inversor una semana después de que el Gobierno aprobara la nueva planificación 2008-2016, en la que se establecen unas inversiones totales en infraestructuras eléctricas de 9.220 millones. El anterior plan estratégico de la empresa (2007-2012) que preside Atienza, aprobado en febrero del año pasado, preveía unas inversiones de 3.000 millones.