La aerolínea australiana Qantas registró en su primer semestre fiscal, que finalizó el pasado mes de diciembre unos beneficios de 58 millones de dólares australianos (38,2 millones de euros), casi cuatro veces menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior, cuando ganó 210 millones de dólares australianos (138,5 millones de euros).