Los precios de productos de importación en Estados Unidos subieron un 1,7% mensual en julio, frente al incremento del 1,0% que esperaban los economistas consultados, debido al encarecimiento de los alimentos y la gasolina, indicó el Departamento de Trabajo.
Las importaciones de petróleo se encarecieron un 4,0% en julio y acumulan un avance del 79,2% en el año, el mayor desde 1977, cuando comenzó a realizarse el estudio. Excluyendo el petróleo, los precios subieron un 0,9% en el séptimo mes del año y un 8,0% respecto al mismo mes del año anterior, la mayor subida desde 1988. Por su parte, los precios de exportación subieron un 1,4% mensual y un 10,2% interanual, una subida récord desde 1983.