Las ventas al por menor en EEUU sufrieron en julio un descenso mensual de una décima, mientras que aumentaron un 2,6% respecto al mismo periodo de 2007, en lo que supone el primer retroceso del dato en los últimos cinco meses, informó el Departamento de Comercio.
No obstante, las ventas minoristas, excluyendo las ventas de automóviles y componentes, crecieron un 0,4% mensual y un 6% interanual. En concreto, el sector automovilístico sufrió un descenso mensual de las ventas del 2,4% y del 10,5% desde julio de 2007, lastrado por la desaceleración económica y los altos precios de la gasolina.