La constructora estadounidense especializada en viviendas de lujo Toll Brothers prevé que su cifra de negocio por actividades de construcción en el tercer trimestre del ejercicio, que concluyó el pasado 31 de julio, alcance los 796,5 millones de dólares (535 millones de euros), un 34% menos que en el mismo periodo del ejercicio precedente, según se desprende de los resultados preliminares publicados hoy por la compañía. Asimismo, la constructora señaló que su cartera de preventas alcanzaba los 1.750 millones de dólares (1.175 millones de euros), un 52% menos, mientras que los contratos firmados sumaban 469,7 millones de dólares (315 millones de euros), un 35% menos que en el tercer trimestre del año anterior.
Por otro lado, el director financiero de la compañía, Joel H. Rassman, apuntó que, pese a no haber finalizado el análisis de los datos, las depreciaciones brutas en el tercer trimestre podrían situarse entre 100 y 200 millones de dólares (67 y 134 millones de euros). En los nueve primeros meses del ejercicio, la facturación de Toll Brothers alcanzó los 2.460 millones de dólares (1.652 millones de euros), un 29% menos, mientras que los contratos firmados sumaban 1.340 millones de dólares (899 millones de euros), un 49% menos.