OHL obtuvo un beneficio neto de 138,7 millones hasta septiembre, lo que supone un incremento del 15% respecto al mismo periodo de 2010.

El grupo de construcción, concesiones y servicios atribuyó este resultado a la evolución de su actividad de concesiones, que ha sido, una vez más, el principal impulsor del crecimiento de la compañía en un "difícil" entorno macroeconómico.

La cifra de negocio de OHL cayó un 1,6% entre enero y septiembre, hasta 3.587,4 millones, afectada por el descenso de la actividad constructora, en tanto que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) creció un 22,9%, hasta 838,2 millones.