Martinsa-Fadesa ha firmado un acuerdo con el Gobierno marroquí para llevar a cabo el desarrollo del complejo turístico-residencial de Playa Blanca en Guelmin-Smara, un arenal virgen de 40 kilómetros frente a las Islas Canarias, que contará con ocho hoteles de 4 y 5 estrellas, dos campos de golf, spa y centros comerciales y de ocio, para lo que se invertirán cerca de 450 millones de euros. El Rey de Marruecos, Mohamed VI, presidió hoy en el Palacio Real de Casablanca la firma del convenio efectuada por el consejero delegado de la compañía, Carlos Vela, y el primer ministro de Marruecos, Dris Jettu, informó la empresa en un comunicado. En el acto de la firma estuvieron también presentes varios miembros del Gobierno marroquí en funciones, entre ellos, los ministros de Medio Ambiente, de Finanzas, de Turismo, de Transportes y de Asuntos Económicos Generales, así como el embajador de España en Marruecos, Luis Planas Puchades.