Es aún “prematuro” hablar de medidas para salir de la crisis, los bancos no son excesivamente dependientes del papel casi gratis facilitado por el Banco Central Europeo y la recuperación sigue siendo “moderada” y sometida a “riesgos bajistas”. Son las principales conclusiones que se pueden extraer del discurso de Mario Dragui después de que la entidad comunitaria mantenga el precio del dinero al 1% por cuarto mes consecutivo. Las bolsas reaccionan incrementando los recortes entre las que destaca el germano Dax Xetra que se juega pasada la media sesión el soporte de los 6.800 puntos, con un desplome superior a los dos puntos porcentuales. 

Rueda de prensa posterior al anuncio de que el BCE mantendrá el precio del dinero al nivel suelo del 1% por cuarto mes consecutivo. Mario Dragui ha reconocido “riesgos” para la estabilidad de la Unión Europea en medio de “una recuperación moderada” y sometida a “riesgos bajistas”, algo que está provocando una prolongación de la débil demanda de crédito por parte del sistema financiero comunitario.

No obstante, el objetivo central del BCE centrado en los precios en la eurozona se mantiene. Según Dragui, el IPC comunitario se mantendrá por encima del 2% hasta el año 2013 (el último dato se sitúa en el 2,6%), lo que hace pensar a Dragui en que “los riesgos se mantienen” a tenor, entre otros factores, de la escalada en el precio del petróleo. "Prevalecen los riesgos alcistas sobre los precios", sentencia Dragui.


“Adictos” al dinero del BCE
Preguntado directamente por la dependencia del sistema financiero europeo a la liquidez del BCE, Mario Dragui no ve “ninguna señal” para pensar que “los bancos son adictos a las medidas del BCE”. Ha valorado, además, positivamente la segunda macrosubasta del BCE del pasado 29 de febrero y muestra su confianza en que ese dinero llegue finalmente a la economía real.

No obstante, Dragui mantiene el mismo discurso de la última reunión del mes de marzo. No existen aún datos sólidos para valorar el impacto de la inyección del BCE por lo que habrá que esperar para valorar su impacto.

Se mantiene la exigencia del Banco Central Europeo para con los gobiernos nacionales en su cumplimiento del Pacto de Estabilidad Financiera y de Crecimiento.

El máximo responsable de la política monetaria de la eurozona considera “prematuro” comenzar a hablar de salida de la crisis, a pesar de que muchos analistas ven necesario marcar la senda en la que se drenará la liquidez de las entidades financieras.


Periferia europea
Hoy han tenido lugar dos subastas de deuda en Europea. Frente a la aparente normalidad en la colocación de títulos con vencimiento a 18 meses en Portugal, España ha sufrido lo suyo en su intento de colocar deuda a largo plazo. El Tesoro Público ha colocado 2.589 millones de euros a mayor tipo de interés y con una menor demanda quedándose, además, en la parte baja de la horquilla prevista por el Banco de España.

Según Mario Dragui, “el resulta de las subastas” de este miércoles son el reflejo de que “las reformas siguen siendo necesarias”.

Respecto a Grecia, donde esta mañana se ha suicidado un anciano con problemas económicos ante el Parlamente, el presidente del BCE sostiene que “es necesaria una reestructuración” de las entidades griegas.