Los bancos de la eurozona han seguido endureciendo los estándares de crédito en el segundo trimestre debido al deterioro de la perspectiva económica, y los criterios podrían endurecerse aún más, según el informe de julio sobre crédito bancario elaborado por el Banco Central Europeo. El trimestre abril-junio fue el cuarto consecutivo en que las entidades aumentaron sus requisitos para otorgar créditos, aunque se redujo el número de bancos que anunciaron estándares de crédito más duros para empresas con respecto al primer cuarto del año. El porcentaje neto de bancos que anunciaron un endurecimiento de los estándares crediticios para los préstamos a empresas se redujo al 43%, frente al 49% del primer trimestre, señala el BCE. Los bancos se mostraron más estrictos con los consumidores en el segundo trimestre. El porcentaje neto de entidades que endurecieron las condiciones para otorgar préstamos a los hogares aumentó del 19% al 24%, según el BCE.