Las exportaciones de la zona del euro cayeron un 22% durante los siete primeros meses de año en comparación con el mismo período del año anterior, mientras que las importaciones disminuyeron un 25%, según los datos difundidos hoy por Eurostat, la oficina estadística comunitaria.
Entre enero y julio la zona del euro vendió bienes al exterior por valor de 726.200 millones de euros, frente a los 931.200 millones de los siete primeros meses de 2008, y gastó 717.000 millones en productos extranjeros, por debajo de los 952.500 del año anterior. Esto dio como resultado un superávit de 9.100 millones de euros, frente al déficit de 21.300 millones de un año antes.

En el conjunto de la Unión Europea, las exportaciones cayeron un 20%, mientras que las importaciones lo hicieron un 25%, hasta 620.800 y 689.800 millones, respectivamente.

Como resultado, el déficit acumulado por los Veintisiete de enero a julio se redujo un 52% con respecto al año precedente, hasta 69.000 millones de euros. Sólo en el mes de julio, el área del euro registró un superávit de 12.600 millones de euros, frente al déficit de 3.500 millones del mismo mes de 2008, y tras las caídas mensuales de las exportaciones un 19% y de las importaciones un 30%.

En los Veintisiete, el superávit mensual fue de 700 millones de euros, frente al déficit de 22.400 millones del año precedente, y como resultado del descenso de las exportaciones de un 18% y de las importaciones un 31%. Los datos hasta julio son todavía provisionales, pero Eurostat también difundió hoy información detallada sobre la balanza comercial del primer semestre.

Por sectores


En ese periodo, destaca el descenso del déficit energético, tanto en la zona del euro (del 38%, hasta 97.600 millones de euros), como de la UE (donde cayó el 39%, hasta 112.600 millones).

También se redujo el saldo positivo por intercambio de maquinaria y vehículos, el 44% en los países de la moneda única (hasta 54.200 millones) y el 19% en toda la Unión (hasta 46.000 millones).

Asimismo, se recortó ligeramente el superávit de la balanza de productos químicos, de 45.700 a 42.200 millones de euros en el área de la moneda única y de 39.900 a 38.000 en los Veintisiete.

El flujo comercial de la UE se redujo con la mayoría de sus socios comerciales.

Por destino


Las mayores caídas en las exportaciones se registraron en las enviadas a Rusia (39%), Turquía (32%), Corea del Sur (27%) y Brasil (23%), mientras que los descensos más acusados en las importaciones tuvieron lugar en las procedentes de Rusia (42%), Japón (29%), Brasil, Noruega y Turquía (todos ellos con el 28%).

Asimismo, el superávit comercial de la UE con EEUU se redujo hasta la mitad (de 32.700 a 15.900 millones), mientras que el déficit con China bajó desde 72.600 hasta 65.300 millones y el saldo negativo con Rusia cayó de 38.100 a 20.600 millones. El Reino Unido, con un déficit de 46.400 millones, fue de nuevo el estado miembro con una balanza comercial más negativa, seguido de Francia (28.800 millones), España (23.900) y Grecia (14.500).

En el otro extremo se mantuvo Alemania, con un superávit de 59.400 millones -casi la mitad que un año antes-, seguido de Irlanda (19.400 millones) y Holanda (17.500).