La gestora Atl Capital se muestra optimista con la bolsa española. La entidad de banca privada ve un potencial de revalorización en el Ibex 35 del 25%, lo que supone que el índice se sitúe en los 13.125 puntos desde los niveles actuales en los que cotiza, debido a la recuperación de los bancos y el crecimiento de las economías latinoamericanas, a las que están expuestas gran parte de los pesos pesados del selectivo español.

Esta es una de las conclusiones a las que llegaron este martes los gestores de Atl Capital durante la presentación del informe de ‘perspectiva y visión de mercados‘ para 2018. “Jugar la recuperación española a través de la bolsa española es difícil, porque el ciclo no es un factor determinante en el selectivo y sí los beneficios empresariales de la banca y América Latina”, señaló Mario Lafuente, gestor de inversiones. Los expertos de Atl Capital apuntan las entidades financieras “van en la buena dirección”, pero todavía falta ver crecimientos del crédito hipotecario que repercutan en una mejora de la cuenta de resultados, que hasta ahora ha llegado por el recorte de gastos.

“Si apuestas por el ciclo habría que comprar hoteles y grupos audiovisuales por el aumento del turismo y de la publicidad, sin embargo no están liderando los avances en las bolsas. Las televisiones se enfrentan a la competencia de plataformas como Netflix”, advirtió Ignacio Cantos, director de inversiones y renta variable.

 

Entre las apuestas para este 2018 de la gestora que preside el empresario Jaime Espinosa de los Monteros destacan valores españoles como Banco Santander, Ferrovial, Abertis, Siemens Gamesa, Gestamp o Coca-Cola European Partners, mientras que en Wall Street tienen en cartera a tecnológicas como Apple u Oracle.

Banco Santander es un valor que está funcionando bien y creemos que  fueron conservadores a la hora de estimar el impacto en sus cuentas por la adquisición del Banco Popular. Además sus negocios tienen una diversificación geográfica más interesante que la de BBVA”, indicó Cantos. En cuanto a Ferrovial apuntan que el mercado no está recogiendo en precio sus activos de concesiones, algo que se vió en la compra de OHL Concesiones por parte del fondo australiano IFM Investor por 2.235 millones de euros.

Abertis es un valor que Atl Capital lo ve interesante por el proceso de OPA (Oferta Pública de Adquisición) lanzado por ACS y la compañía italiana Atlantia. “Es una posición oportunista, porque creemos que en un proceso como este el inversor tiene poco que perder y sí se da una guerra de precios el inversor saldrá ganando. No nos preocupa mucho quien será el que finalmente compre Abertis”, comentó Lafuente.

Respecto a Siemens Gamesa, la compañía de la industria eólica acumuló una caída en 2017 del 27,6% y acaba de presentar sus cuentas del primer trimestre fiscal con unas pérdidas de 35 millones y una reducción de sus ventas del 23%, hasta los 2.127 millones de euros. “Es evidente que en la fusión entre la alemana Siemens y Gamesa se ha producido un choque de culturas y se ha demostrado que la dirección de Gamesa era bastante mejor que la de Siemens. Han anunciado un ERE en su planta de Miranda de Ebro, están haciendo una limpieza importante y veremos su plan estratégico en febrero”, subrayó Cantos. Desde Atl Capital ven que la compañía presenta una valoración baja y un potencial alto de revalorización tras sus correcciones el pasado año.

En cuanto a la renta fija Atl Capital mantiene una posición neutral y cauta, apoyada en la fortaleza de la economía y destacan que no va a ofrecer destacadas rentabilidades, como las obtenidas en los tres últimos años. Para obtener rentabilidad con la inversión en estos activos, apunta a la renta fija emergente y a los bonos de alto rendimiento. En el caso contrario, la deuda gubernamental y la renta fija corporativa europea se infraponderan en las carteras.

La visión de la entidad de banca privada apunta a un euro fuerte para 2018, como ha empezado en este mes de enero, y sitúa a la divisa europea dentro de un ciclo alcista iniciado en 2016 y que puede prolongarse durante los próximos cinco años. La gestora ve al euro en su cambio frente al dólar en los 1,28 ‘billetes verdes’ y como soporte en los 1,15 dólares para estabilizarse a 1,20 frente al dólar durante buena parte del año.

Los expertos también mencionaron en la presentación del informe uno de los temas estrella en el mundo de las finanzas en este arranque de 2018: las criptodivisas. “De cara a la inversión cuando un activo no es de curso legal no lo recomendamos, algo que tampoco hacemos cuando un activo puede llegar a valer cero y se nos ocurren muchas formas de que valga eso”, sentenció el gestor Mario Lafuente.