La compraventa de viviendas alcanzó las 55.462 operaciones en febrero, lo que supone una caída del 24,4% con respecto al mismo mes del año anterior, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De la compraventa total registrada en febrero, la referida a vivienda libre (51.343 transacciones) descendió el 23,5%, en tanto que la de vivienda protegida (4.119 operaciones) bajó el 33,7%. El descenso fue más acusado en el caso de la vivienda de segunda mano, cuya compraventa bajó el 33,8% (hasta 28.539 operaciones), en tanto que las transacciones de inmuebles nuevos cayeron el 11,1% (hasta 26.923 transacciones).
Si los datos se comparan con los del mes de enero las caídas son más suaves: del 10,24% para la compraventa general, del 11,9% para la vivienda usada y del 8,4% para la nueva. El número total de fincas, tanto urbanas como rústicas, trasmitidas en febrero fue de 213.538, el 14,1% menos que un año antes y el 9,1% menos que el mes anterior. De esas operaciones, 123.757 fueron de compraventa, mientras que el resto se corresponde con donaciones (5.681), permutas (2.357) y herencias (31.182), así como concentraciones de parcelas o divisiones horizontales (50.561). El 88,7% de la compraventa tiene que ver con fincas urbanas y el 11,3% con rústicas, en tanto que dentro de las urbanas algo más de la mitad son viviendas. Según la estadística, las operaciones de fincas rústicas cayeron el 23,2% en el último año, mientras que las de fincas urbanas bajaron el 20,27%. La media de viviendas vendidas en febrero fue de 152 por cada 100.000 habitantes, aunque esa cifra ascendió a 339 si se incluyen los demás tipos de fincas. Por comunidades autónomas, Murcia fue la que registró en febrero el mayor número de compraventa de viviendas por cada 100.000 habitantes, con un total de 224 operaciones cerradas. Le siguió la Comunidad Valenciana (198), Andalucía y Castilla-La Mancha (192), Cantabria (175), La Rioja (169), Castilla y León (160) e Illes Balears (157). Por debajo de la media se situaron Asturias (150), Extremadura (143), Aragón y Canarias (139), Madrid (121), Cataluña (116), Navarra (115), Galicia (114) y País Vasco (103). En Ceuta se vendieron 91 viviendas por cada 100.000 habitantes, una cifra que desciende a 53 en el caso de Melilla. En términos absolutos, el 54,3% de las ventas registradas en febrero se concentró en Andalucía, Comunidad Valenciana, Cataluña y Madrid.