El grupo químico La Seda de Barcelona estudia su integración con la compañía petroquímica indonesia Indorama Venture Limited, según comunicó hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Los contactos están "en una fase preliminar", por lo que La Seda se ve incapaz de determinar si concluirán en una operación definitiva. Indorama, grupo fundado en 1976 y con una plantilla de 16.000 personas, está presente en 85 países y tiene plantas productivas en siete: Indonesia, Tailandia, India, Sri Lanka, Turquía, Nigeria y Egipto. También tiene oficinas en Estados Unidos, Reino Unido y Singapur, según la información facilitada por Indorama en su portal de Internet.
"La Seda de Barcelona confirma que ha mantenido contactos con Indorama Venture Limited en relación con el posible estudio de una potencial operación de integración", apunta la compañía presidida por Rafael Español. La Seda cuenta con 22 plantas de producción repartidas en 11 países -España, Reino Unido, Portugal, Italia, Francia, Alemania, Bélgica, Marruecos, Grecia, Turquía y Rumanía-, en ubicaciones que son muy compatibles con las de las plantas de Indorama. En el primer semestre y a falta de los datos definitivos, La Seda estima que su facturación se situará en 1.100 millones de euros, su ebitda alcanzará los 82 millones y el beneficio neto rondará los 12 millones de euros. Prevé finalizar el ejercicio con una cifra de ventas próxima a los 2.200 millones de euros y un ebitda de entre 170 y 180 millones de euros. Tras la compra del negocio de la división europea de Amcor -que incluye siete fábricas- y el fallido intento de hacerse con activos de Interquisa, La Seda dio por finalizado su proceso de expansión mediante adquisiciones y dijo que centraría sus recursos en continuar reforzando e intensificando los procesos de integración de las diferentes unidades de negocio europeas.