La rebaja de la calificación crediticia de Sol Meliá SA de Ba1 a Ba2 anunciada por la agencia Moody's Investors Service es negativa para la compañía hotelera, a pesar de que no tiene deuda cotizada, dijo el jueves Banesto Bolsa. Dice que el anuncio era esperado ya que su rating estaba en revisión y era uno de los riesgos que corría el valor tras los malos resultados registrados en el primer trimestre de 2009. Recomienda vender y sitúa el precio objetivo en 2,5 euros.