La producción industrial de Rusia se contrajo en un 17,1 por ciento interanual en mayo, estableciendo un récord para la caída en la producción, ya que la producción de materiales para la construcción y vehículos continuó desplomándose, mostraron los datos del martes. Con las cifras de abril y mayo registrando las dos mayores caídas desde que se inició la medición hace siete años, los datos plantean ciertas dudas sobre si la primera recesión rusa en una década ha tocado fondo. Los analistas esperaban que la contracción se hubiera moderado a 15,3 por ciento en mayo, después de su desplome de 16,9 por ciento anual en abril.