Cuanto más se aleja el conflicto con Siria de las puertas de Estados Unidos, más cae el dólar frente a la mayor parte de divisas del mundo, sobre todo aquéllas que en momentos de inestabilidad también suelen actuar como refugio. En la jornada de hoy el billete verde se ha depreciado frente a divisas como el yen, o el euro.
Pero hoy destaca la buena evolución de la libra británica contra el dólar. Hoy ha alcanzado sus máximos de los últimos siete meses. Este movimiento se apoya en los buenos datos de empleo que se han conocido hoy en las islas europeas y que han dejado ver que el paro cayó de forma inesperada, lo que podría ser una señal de que la economía británica está mejorando.

En concreto el número de parados cayó en 24.000 personas en julio hasta 2,49 millones, el 7,7% de la población activa en los últimos tres meses hasta julio.



El Banco de Inglaterra (BOE) ha señalado como objetivo para mantener la política de bajos tipos de interés en el 7%. Aunque una posible subida del precio del dinero estaría más cerca, los expertos no creen que el paro baje hasta el umbral marcado por el BOE hasta dentro de un par de años.