El grupo promotor Habitat congelará su actividad para volver a los beneficios en el año 2010, según ha anunciado hoy su presidente, Bruno Figueras. “Estoy convencido de que nosotros saldremos de esta situación”, ha manifestado Figueras, quien, sin embargo, ha reconocido que deberán afrontarse sacrificios, como el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que prepara la empresa para 60 personas y que se presentará “en los próximos días”.
Los planes de congelación de la actividad de Habitat pasan por limitar la actividad promotora a las 47 promociones en marcha, de las cuales 18 están acabadas y en fase de comercialización, y 29 se están construyendo, y que en total suman unas 2.000 viviendas. Pérdidas hasta 2009 Habitat seguirá en pérdidas este año 2008 y en 2009, después de haber cerrado el pasado ejercicio con números rojos de 444 millones. Según Bruno Figueras, entre 2007 y 2009 la previsión de la compañía es acumular pérdidas por valor de 650 millones, pese a lo cual se mantendrá el equilibrio patrimonial a través de Ferrovial -segundo accionista de la promotora, con un 20%-, que convertirá deuda subordinada en capital. Respecto al ERE que prepara la empresa, Figueras ha anunciado que afectará a unas 60 personas del total de 285 trabajadores de Habitat, pero que no tendrá incidencia ni en el complejo de golf del Empordà, Golf Empordà, ni en la filial de intermediación de viviendas de segunda mano Don Piso, “que sigue en venta”. El presidente de la compañía ha subrayado que no empezarán nuevas promociones hasta verano de 2009 o incluso hasta 2010, “en función de cómo evolucione el mercado”. Figueras considera que el mercado vive un momento complicado pero que existe demanda y lo que hace falta es imaginación en los planteamientos de mercadotecnia y venta, en alusión a la iniciativa de su compañía de comercializar 1.400 pisos de alquiler con opción a compra. Deuda de 1.600 millones El balance de la compañía queda con unos activos de 2.500 millones después de haber sufrido una rebaja en su valoración del 5% en 2007 y con una deuda de 1.600 millones, de la que deben devolver 50 millones este año a través de la venta de activos, y otros 100 millones en 2009. Figueras ha explicado que una buena parte de la venta de los activos en 2008 se concentrará en el negocio internacional de Habitat, básicamente las promociones que tiene en Hungría. Respecto al conflicto que Habitat mantiene con los socios minoritarios -Dolores Ortega, el abogado Emilio Cuatrecasas, la familia Castro (Hesperia), la familia Rodés y el presidente de Mango, Isak Andic, que poseen el 25% de las acciones-, Figueras ha asegurado que sigue abierto y que no se han producido aproximaciones en los últimos tiempos. Habitat fue la primera promotora que cerró un gran acuerdo de refinanciación de su deuda bancaria ante la imposibilidad de asumir los pagos debido a la crisis que afecta al sector residencial en España.