El precio de la vivienda en España sufrirá un ajuste del 20% en un plazo de tres a cuatro años, una caída que será "asumible" por el sector financiero si se produce de manera "escalonada", según declaró hoy el profesor del IESE y colaborador de la fundación BBVA Xavier Vives, que presentó hoy el informe CESifo sobre la economía europea.
Vives, que forma parte del grupo de expertos que elabora este informe de manera anual presentado hoy en la Fundación BBVA, cree que las predicciones realizadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que baraja ajustes de esta magnitud, son bastante acertadas, ya que aunque la caída es elevada, "en el mercado de la vivienda y de la construcción las oscilaciones son bastante amplias" con respecto a los precios, aclaró. Si este recorte de precios de la vivienda se produjera de una manera repentina y rápida, el sector financiero español se vería afectado inevitablemente, según declaró Vives. Por su parte, el profesor de macroeconomía aplicada del Instituto Económico suizo KOF, Jan Egbert Sturm, se mostró convencido de que los precios de la vivienda en España están bajando y "van a bajar más" ya que la vivienda está "sobrevalorada", aunque descartó que vaya a producirse una situación parecida a la de Estados Unidos por la inexistencia de los problemas subprime. Incertidumbre económica El informe del CESifo sobre la economía Europea pronostica un crecimiento para España del 2,5% en 2008, aunque dado que las previsiones fueron realizadas el pasado mes de diciembre ante la existencia de "un grado de incertidumbre muy elevado" por los últimos acontecimientos, la cifra se aproximaría más al 2%, según avanzó Vives. Además, según destacó Sturm, estas estimaciones fueron realizadas antes del anuncio de medidas fiscales por parte del Gobierno tras las elecciones, por lo cual existe un margen de incertidumbre sobre las previsiones. El instituto pronostica una tasa de paro del 8,6% para España en 2008 y una inflación del 3,2%, aunque, según precisó Vives, en las circunstancias actuales la tasa de desempleo se acercaría al 9% y las perspectivas apuntan a una inflación al alza. El informe, que contiene un capítulo dedicado a la depreciación del dólar y sus consecuencias, afirma que a España no le afectará sustancialmente la apreciación del euro, ya que sus principales pilares de crecimiento son de carácter interno, como construcción, turismo y consumo, y además un euro fuerte contiene los efectos de la escalada de los precios del crudo al comprarse en dólares. El CESifo, organización integrada por el Centro de Estudios Económicos de la Universidad de Munich y el Instituto Ifo de Investigación Económica, prevé un crecimiento del 2,1% para la UE en 2008, y del 1,8% en la zona euro, lo que implica un recorte de ocho décimas respecto al crecimiento de ambas regiones en 2007 en ambos casos. Sturm, sin embargo, se mostró optimista con respecto a la evolución del empleo en la UE, que seguirá aumentando aunque de manera "más moderada". Además, pronosticó que la inflación se moderará y que no constituirá un problema "a largo plazo". No prevé recesión en EE UU Con respecto a la evolución en Estados Unidos, las predicciones de diciembre apuntaban a un crecimiento del 1,7% en 2008, aunque el experto suizo reconoció que las expectativas han empeorado en los últimos meses. En cuanto a la posibilidad de recesión en EEUU en términos técnicos, es decir, dos trimestres consecutivos de crecimiento en negativo, Sturm consideró que aunque no se puede descartar "no se trata del escenario con más posibilidades". "No creo que haya recesión en EEUU", declaró, ya que, a su juicio, el consumo se mantendrá y las reformas fiscales y los recortes de tipos ejecutados en los últimos meses comenzarán a hacer efecto en el segundo semestre de año. No obstante, Vives se mostró más escéptico con respecto a la evolución de EEUU y declaró que las posibilidades de recesión estadounidense están "al 50%". Necesidad de un "superkyoto" El informe CESifo contiene también un capítulo dedicado al análisis del problema del cambio climático y calentamiento global e incide en la necesidad de nuevas iniciativas para contenerlo. Según explicó Vives, el protocolo de Kyoto ha demostrado su ineficiencia debido a la paradoja verde, es decir, que fue firmado por los países más verdes y que las condiciones de emisiones se mantienen igual al trasladarse la producción a países no verdes, que aumentaron así sus emisiones de dióxido de carbono. Tendría que haber, según sus palabras, un "superkyoto" con unos objetivos más ambiciosos y mayor número de países implicados. Como medidas para afrontar el calentamiento global, Vives no olvida medidas como la reforestación y el recorte de emisiones. Pero Vives recordó también que es necesario impulsar cambios en los países productores de petróleo, ya que su mayor desarrollo y democratización les haría más conscientes de estos problemas. "Estos países tienen tendencia a a explotar recursos naturales por su inestabilidad", agregó