La ralentización de EE.UU. es más que un hecho. Con la reactivación de las medidas de estímulo por parte del Gobierno han dejado al aire las vergüenzas de la primera economía del mundo que no puede caminar sin ayuda del Estado. Lejos de que esta decisión dé seguridad a los inversores, infunde en ellos desconfianza y huyen de Wall Street . Así pues, los índices comienzan con importantes retrocesoso: el Dow Jones cede un 1,05% hasta los 10,532 puntos, el Nasdaq un 2,02% y el S&P 500 un 1,42%. En el mercado de divisas el euro cae al entorno de los 1,30 dólares y, en el de materias primas, el barril de petróleo cotiza en 79,49 dólares.
Ayer por la tarde Ben Bernanke y los suyos no sorprendieron con su decisión de “mantener los tipos de interés en mínimo durante un largo tiempo”, pero dieron la campanada con la reactivación de las medidas de estímulo, concretamente con la recompra de bonos del Tesoro. Esta medida evitará la tensión en los tipos mientras que una situación inflacionista parece lejana. Eduardo Vicho, jefe de análisis de M&M Capital EAFI, dice que “conviene recordar que la recompra se hará por una cuantía simbólica, de unos 100.000 millones de dólares en bonos a 2 y 10 años, pero la cartera actual de deuda de la Fed asciende a 2,3 billones”.

Esta decisión repercutió en la bajada de la rentabilidad del bono norteamericano y en las caídas generalizadas de la bolsa internacional, incluida la estadounidense, que hoy abre con igual tendencia bajista.

Además, las noticia macro del día no dan respiro. Este miércoles se ha conocido que el déficit comercial aumentó en junio a su nivel más alto en 21 meses, tras registrar fuertes aumentos en las importaciones. Concretamente el déficit en el comercio internacional fue de 49.900 millones, lo que representa un ascenso del 19%, mientras que las estimaciones preveían 42.270 millones.

En el mercado de divisas, no sólo el euro desciende frente al dólar hasta los 1,30 unidades, si no que también la moneda estadounidense desciende frente al yen, lo que aprovecha la moneda asiática para subir hasta los 84,72 unidades, su máximo de 15 años.

En cambio, en el mercado de metales preciosos, el precio del oro sube hasta los 6,10 dólares.

Después de que ayer Google y Verizon presentaran una propuesta para no primar unos contenidos sobre otros en la red fija, excluyendo la banda ancha en los móviles y los servicios “diferenciados”, ambos valores son castigados. El buscador cede un 1,66%, mientras que Verizon lo hace un 1,47%.