La Comisión Europea decidirá mañana si abre a España un procedimiento de infracción por imponer condiciones "ilegales" a la opa del grupo alemán E.ON sobre Endesa.
El Ejecutivo de la UE, explicaron las fuentes, "no está muy contento" con la falta de respuesta de las autoridades españolas, a las que solicitó el pasado 26 de septiembre la modificación de las condiciones fijadas por la Comisión Nacional de la Energía (CNE), que consideró incompatibles con la legislación comunitaria. En su reunión semanal, los comisarios deberán decidir si envían a Madrid una carta de emplazamiento, el primer paso del proceso sancionador.