La Comisión Europea ha autorizado la compra del fabricante estadounidense de equipos de telecomunicaciones Andrew Corporation por parte de CommScope, empresa especializada en la producción de cables coaxiales también de nacionalidad norteamericana, tras constatar que la operación no tendrá un impacto negativo sobre la competencia en el espacio económico europeo o una parte sustancial del mismo. Las actividades de las empresas se solapan en los mercados de fabricación y venta de cables coaxiales de 50 ohms y de 75 ohms. Los primeros son utilizados por los proveedores de servicios de telecomunicaciones para conectar las antenas situadas en el punto más alto de las torres de telefonía móvil a las radios y a las fuentes de alimentación que se encuentran en las estaciones de antenas adyacentes.