La Agencia Internacional de la Energía cree que el ajustado equilibrio entre oferta y demanda que ha hecho subir los precios del crudo a máximos históricos este año se está relajando, pero advirtió de que el saludable consumo en China y los factores geopolíticos seguirán amenazando las condiciones del mercado en los próximos meses. Con los consumidores estadounidenses y europeos reduciendo el consumo y la Organización de Países Exportadores de Petróleo y otros productores bombeando más, los precios del petróleo han caído cerca de un 20% desde su máximo de 147 dólares por barril en julio, señaló la AIE en su informe de agosto sobre el mercado petrolero.
La agencia AIE con sede en París revisó a la baja este mes su previsión de crecimiento de la demanda mundial de petróleo en 100.000 barriles diarios, debido principalmente a Estados Unidos. Se espera que el consumo de crudo en Estados Unidos, el país que más consume del mundo, caiga un 3,1% este año y un 2,0% el próximo. Pero parte del descenso se verá compensado por la demanda china, que crecerá un 5,6% en 2008 y un 5,7% en 2009. China es el segundo mayor consumidor de petróleo del mundo, aunque utiliza un tercio del total usado por Estados Unidos. Así, la AIE ha incrementado en 70.000 barriles diarios (bd) su previsión de la demanda mundial de productos petroleros para 2009 hasta los 87,8 millones de barriles, frente a los 87,7 millones previstos en julio. Sin embargo, mantiene la estimación realizada el pasado mes de julio para el presente ejercicio, situando la demanda en 86,9 millones de barriles por día.