JPMorgan pronostica que el sector de las fabricantes de llantas podría estar finalmente estabilizándose a medida que disminuyen los precios de las materias primas y el derrumbe de la demanda empieza a perder fuerza. La firma señala que el desgaste de las llantas es inevitable e incluso si disminuyen los viajes, la desaceleración en el reemplazo de llantas en Estados Unidos usualmente dura 18 meses, lo que significaría que está a punto de terminar. "Escuchamos que los envíos de llantas de reemplazo en Estados Unidos disminuirían en marzo cerca de un 8%, significativamente mejor que los descensos del 15% al 20% observados en cada uno de los últimos cinco meses", señala la firma, que destaca que los descensos en los precios de la gasolina significan mayores niveles de conducción de vehículos. Mejora a "sobreponderación" su recomendación para Cooper Tire y Goodyear .