El ex presidente del PP catalán Josep Piqué ha sido nombrado nuevo presidente de la aerolínea Vueling en sustitución de Barbara Cassani, que accedió al cargo el pasado 24 de septiembre, según ha informado la compañía. Piqué presentó su dimisión como presidente del PP catalán el pasado 19 de julio por sus diferencias con la cúpula de la formación se incorporó el pasado 1 de octubre como vocal de la junta directiva del Círculo de Economía.
Cassani pasará a ser consejera independiente, mientras que el consejero delegado de Vueling Carlos Muñoz y el director general, Lázaro Ros, -ambos cofundadores en 2003 de la aerolínea- han renunciado a sus funciones ejecutivas, pero continúan como miembros del consejo de administración. Con estos cambios, aprobados hoy por el consejo de administración de Vueling, y el retorno al máximo órgano de gestión de la aerolínea de Inversiones Hemisferio, accionista de referencia, con el 26,84% del capital de la compañía, se zanja la disputa mantenida desde hace meses entre la familia Lara y el equipo gestor. José Manuel Lara, a través de Inversiones Hemisferio, había forzado la convocatoria de una junta de accionistas extraordinaria precisamente para censurar la gestión de Muñoz y Ros, e introducir cambios en el consejo de administración. Al final se ha llegado a un acuerdo negociado, con lo que en la junta de accionistas, que se celebrará el próximo 26 de noviembre, se aprobará la composición del nuevo consejo de administración y se dará a conocer el plan de negocio de la compañía para 2008. "La asunción de la presidencia de Vueling supone una gran responsabilidad y la oportunidad de demostrar a los accionistas y clientes que Vueling tiene por delante un brillante futuro", afirmó Piqué, nuevo presidente de la compañía con carácter de consejero independiente. En el máximo órgano de gestión han causado baja el presidente de la aerolínea estadounidense de bajo coste JetBlue Airways, Dave Barger, y Allen Custard, del grupo de inversores americanos. Por contra, se han incorporado al consejo de administración, en representación de Inversiones Hemisferio, José Creuheras -hombre de confianza de José Manuel Lara-, José Lara -hijo del presidente del grupo Planeta- y Jordi Fainé, hijo del presidente de La Caixa, en sus respectivas condiciones de presidente y directores generales del brazo inversor de la familia propietaria de editoriales y medios de comunicación. Muñoz y Ros, que controlan conjuntamente el 7,66% de Vueling, renunciarán a sus funciones ejecutivas -como reclamaba Lara- el 25 de noviembre, pero continuarán como miembros del consejo de administración. El principal órgano de gestión de Vueling comenzará de inmediato la búsqueda de un nuevo consejero delegado, cuyo nombre será anunciado "a la mayor brevedad posible", señaló la compañía en un comunicado. La presidenta saliente se mostró "segura" de que Piqué "aportará sus cualidades y experiencia en beneficio de todos los accionistas", y ha apuntado que el retorno de la familia Lara al consejo "fortalecerá a la compañía en el futuro". Asimismo, "la permanencia de los fundadores asegura que Vueling se seguirá beneficiando de su experiencia y talento", en palabras de Cassani. Desde Inversiones Hemisferio se destaca que han vuelto al consejo de Vueling "con el compromiso de aumentar el valor de la compañía y de lograr crear, en todo momento, valor para el accionista". Las acciones de Vueling, que perdió 32,4 millones de euros en los nueve primeros meses del año, frente a los números rojos de 1,5 millones que registró en el mismo período de 2006, cerraron hoy la sesión a 15,75 euros, tras un alza del 3,35%. Esta cotización está muy alejada del máximo histórico alcanzado por sus títulos el pasado 23 de febrero, cuando se situaron en 46,70 euros, y del precio de salida a bolsa -1 de diciembre de 2006- de 30 euros por título. Antes de ser presidente del PP catalán, Piqué fue ministro de Industria, Asuntos Exteriores y de Ciencia y Tecnología entre 1996 y 2004, y presidente del grupo químico Ercros. Fuentes de Vueling han destacado la "generosidad" de Muñoz y Ros para propiciar el acuerdo y, además de la "fortaleza" del nuevo consejo de administración que agrupa a directivos con experiencia en otros sectores y el talento de los cofundadores de la empresa, en alusión a los dos primeros.