Johnson & Johnson registró en el primer trimestre de 2008 un aumento de su beneficio del 40%, mejor de lo previsto por Wall Street, gracias a unas ventas de doble dígito en muchos de sus productos principales y a una ligera reducción de costes.
El fabricante de productos de droguería y de cuidados para bebés elevó su beneficio neto a 3.600 millones de dólares, o 1,26 dólares por acción frente a los 2.570 millones registrados un año antes, o 88 centavos. Este resultado supera las expectativas de los analistas que esperaban un resultado de 1,20 dólares. Las ventas crecieron casi un 8% a 16.190 millones, mientras se esperaba una facturación de unos 15.830 millones.