Wall Street comienza la sesión con la atención puesta en los datos macroeconómicos y calculadora en mano, con los resultados de Johnson & Johnson. El buen dato del índice Empire State anima a las compras a las inversores que también conocieron el aumento de los precios de producción y el crecimiento de las ejecuciones hipotecarias. El parqué neoyorquino presta también atención al ámbito empresarial. Johnson & Johnson salva el tipo con unos beneficios mejor de lo esperado y sin embargo Crocs recorta sus proyecciones. Con el sector financiero en la diana, el mercado no quita ojo del barril de petróleo que volvió a marcar máximos históricos. Así las cosas, el Dow Jones gana un 0,45% hasta los 12.357 puntos, el Nasdaq se apunta un 0,32% hasta los 2.283 puntos y el S&P 500 avanza un 0,38% hasta los 1.333 puntos.
Doble foco de atención para los inversores en la apertura de la sesión: los datos macroeconómicos y los resultados empresariales. Los precios de la producción industrial que subieron un 1,1% en marzo, según el Departamento de Trabajo. Además, la tasa subyacente, que excluye energía y alimentos para restarle volatilidad al dato, aumentó un 0,2%, una décima menos de lo previsto aunque presente el mayor ritmo de crecimiento desde 2005. Los ánimos crecen al calor del índice Empire State que mide la actividad de la industria manufacturera del estado de Nueva York y que subió hasta los 0,63 puntos en abril desde los -22,2 del mes anterior. Crecieron con fuerza las ejecuciones hipotecarias, que en marzo registraron un incremento interanual del 57% frente a febrero. El mes pasado se registraron 234.685 ejecuciones a nivel nacional, o una por cada 538 viviendas estadounidenses, incluyendo las notificaciones de incumplimiento, notificaciones de subasta y embargos bancarios. Nuevos datos también sobre las ventas minoristas, Redbook Research informó de que las ventas de las cadenas minoristas en Estados Unidos descendieron un 1,2% durante la primera semana de abril frente al mes anterior. Según el informe, se esperaba que las ventas disminuyeran un 1,4% en ese período. Los inversores se tornan optimistas tras conocer las buenas cifras presentadas por Johnson & Jonson que obtuvo un beneficio de 3.590 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un aumento del 39,6% frente al mismo periodo del año anterior. Este incremento se produce gracias al repunte del 16,2% en su facturación y ha sido superior a lo esperado. Su cifra de negocios aumento un 7,7% por lo que la compañía ha elevado sus previsiones de beneficio para este año, de 4,4 a 4,5 dólares por acción. Sus títulos sin embargo recortan posiciones en la apertura del mercado, se dejan un 0,46%. Peor papeleta tiene Crocs que cede un abultado 35,08% y es que el fabricante de zapatos recorta sus proyecciones para los resultados contables del primer trimestre y de todo el año. La empresa plantea la posibilidad de anunciar un resultado en equilibrio o una pérdida de hasta cinco centavos por acción en el primer trimestre. Un día más ojo al sector financiero después de que ayer a última hora Bear Stearns anunciara un descenso en su beneficio del 79% en el primer trimestre. Así, durante los tres primeros meses de 2008, la entidad sólo consiguió ganar 110 millones de dólares. Con este brusco descenso de cifras sin embargo consigue cotizar en positivo un 0,49%, los títulos del nuevo dueño del banco, JP Morgan, avanza un 2,82%. En el sector, Merrill Lynch gana un 1,38%, Citigroup se apunta un 1,95%, y Bank of America se revaloriza un 2,33%. Gráfico Dow