Las divergencias entre nuestro selectivo y el resto del mundo marcan una pauta que va camino de convertirse en tendencia trimestral de este 2012 y continuará...Frente a la caída acumulada del Ibex 35 superior al 6%, el germano Dax suma casi un 20% en los últimos tres meses e ídem con la bolsa estadounidense. Los expertos hablar de “inversores agotados” con lo que el rally permanecerá instalado en el mercado después de un breve descanso.

“Estamos viendo una fuerte divergencia entre el comportamiento de los índices americanos y el Dax con respecto a nuestro selectivo que se muestra especialmente apático y falto de fuerza y momentum”, asegura Miguel Méndez, director de Big Deal Capital. En su comparativa con sus homólogos extranjeros, el Ibex 35 acumula una caída superior al 6% tan sólo en el último mes que se traduce en la pérdida de más de 500 puntos. No obstante, podría ser la excepción que confirma una recuperación de la renta variable. Los analistas de JP Morgan aseguran que “los drivers a corto plazo están un poco agotados, pero a medio plazo siguen siendo importantes”. La recomendación pasa por “seguir largos en Equity, acciones y en el sector de cíclicas y cortos en dólar”. Destacan, en todo caso, siempre el medio plazo puesto que la corrección a corto ya se ha venido encima de los mercados.

El Dax germano como Estados Unidos son las referencias a seguir por su recorrido y fortaleza en la subida, nada que ver, desde luego, con nuestro selectivo de quien es mejor alejarse por el momento resentido por el peso lateral de Telefónica, la travesía por el desierto de los dos grandes bancos y las dudas sobre la solvencia de España para hacer frente al pago de su deuda y respecto al cumplimiento de objetivos con Europa.


Ibex 35, falta fuerza para el rebote
La semana pasada dejó a nuestro selectivo a las puertas del llanto. La corrección que sufrieron todos los mercados se sumó a la propia del Ibex 35 que llevaba ya acumulada durante varias jornadas más. Siguiendo el análisis de Ana Rafels, asesora de inversiones de Ana Rafels EAFI, la cosa pinta negra. La analista condiciona la recuperación del selectivo a la superación de los 8.390 puntos y por la trayectoria que lleva también en este comienzo de semana no parece que vaya a superar. En la situación actual, “una presión bajista creciente propiciará la ruptura definitiva de los 8.120. Y si esto ocurre, si el soporte de los 8.120 finalmente queda roto a la baja, la vuelta bajista hacia los mínimos de 7.600-7.500, sería más que probable”, afirma Rafels.


FUENTE: INFOBOLSA

Luis Lorenzo, analista de Dif Broker, asegura que el Ibex 35 “ha hecho prácticamente el objetivo que podría tener el viernes. Ha retrocedido hasta la zona de 8.120 puntos y ahora está rebotando con el objetivo de ruptura de 8.400 para pasar a atacar los 8.600 puntos. 

Por abajo, en caso de perder 8.120 puntos buscaría el hueco todavía no probado por debajo de la zona de 7.900 puntos, pese a que de momento está reaccionando bien.”

FUENTE: BIG DEAL CAPITAL

Dax Xetra, el más estadounidense entre los europeos
Funciona. Se sabía que 2012 iba a ser su año, momento de consolidación de la economía alemana, de las automovilísticas (que tanto peso tienen dentro del germano) y de su consecuente ventaja frente al resto de los europeos.

“Hay que sobreponderar los mercados americanos y en Europa, el Dax”, recomienda Miguel Méndez, director de Big Deal Capital. Los datos cantan. En el último trimestre, el Dax Xetra se ha revalorizado un 19%; en lo que va de año, ligeramente por debajo, algo más de un 13% y no parece que vaya a decelerar el ritmo. 

FUENTE: INFOBOLSA

Darío Redes confirma también una tendencia a la baja dentro del germano a pesar de su fortaleza puesto que identifica un “gap” a la baja la semana pasada y deja al selectivo ante dos opciones: “Un quiebre por encima de los 6896.0 puntos al cierre, indicaría una aceleración al alza; una ruptura por debajo de los 6876.5 puntos al cierre, indicaría una aceleración a la baja.”

Aún así, el recorrido del Dax da alas al optimismo. Es por ello que Luis Lorenzo cree que “los 7.000 puntos pasan a ser la clave de cara a las próximas semanas puesto que rompería al alza ese nivel para irse a la zona de máximos de 7.500 puntos.”

Y mucho más clara es la situación y oportunidad de compra para Miguel Méndez que considera “en el corto plazo que puede dirigirse a los 7.020 puntos sin descartar los 7.300 puntos para el medio plazo. Dentro de los componentes del Dax cabe destacar el comportamiento del fabricante de software alemán Sap, Basf o Rwe. Hay fuerza y momentum”, concluye el analista.


Dow Jones, referencia para Europa
“El Dow Jones es el índice más fuerte, si superponemos gráficos de índices europeos y americanos solamente el Dax da la talla”, afirma Méndez para un índice que se ha revalorizado más de un 8% en el último trimestre. Según el analista, el selectivo americano debería superar la resistencia que encuentra en los 13.050 puntos “con el siguiente objetivo son los 13.500 puntos que se alcanzarán sin problema.”

No hay que confiarse y cabe siempre recordar que esta semana está más cercana la corrección que la tendencia -continuista- al alza. Además, este jueves la Reserva Federal dará a conocer los stress test de la banca estadounidense con posibilidad de revisión al alza de los dividendos por parte de algunas entidades, como contemplan los expertos de JP Morgan.

FUENTE: INFOBOLSA

Eduardo Vicho, jefe de Análisis de M&M Capital Markets
, apunta a vigilar fundamentalmente datos relacionados con “el consumo”, que representa 2/3 del PIB de Estados Unidos, “el empleo y el sector inmobiliario”.

En caso de compañías concretas que lo estén haciendo especialmente bien en las últimas semanas es destacable para Vicho Platinum Underwriters Holdings, la cual “en el corto plazo podría experimentar subidas de entre el 5% y 7%. Con respecto a los grandes, sigo apostando por valores sólidos como Exxon, Microsoft, pero tras la fuerte subida experimentada por estos en los últimos meses, esperaría a una corrección del mercado para entrar”, concluye el analista.

FUENTE: BIG DEAL CAPITAL