El Ibex 35 registra descensos cercanos al 8% en lo que va de año, peleando por mantener los 9.300 puntos. Hay quienes consideran que los retrocesos del selectivo español, lastrado por los grandes valores, son una oportunidad de entrada. Sin embargo, desde Diaphanum recomiendan no estar en el selectivo español de cara a final de año, aunque sí invertir en bolsa española.

Telefónica pierde casi un 18% de su valor en el Ibex 35 en 2018

Con el final del 2018 acercándose a su final, muchos inversores buscan oportunidades para mejorar las rentabilidades o borrar las pérdidas en el año. Los descensos acumulados en el IBEX 35 en este ejercicio, encabezados por los blue chips del selectivo, convierten en opinión de algunos expertos al selectivo español y a las mencionadas compañías en una oportunidad de compra. Sin embargo esta no es una opción para la sociedad de valores Diaphanum que aconseja no estar en el índice, ya que, según sus estimaciones, no logrará cerrar el periodo en positivo, aunque sí puede recuperar algo del 8% que pierde desde enero.

Y lo hace a pesar de que su cartera recomendada incluye valores como Ferrovial, Telefónica o Banco Santander, compañías con mucho peso en el índice y que, en el caso de las dos últimas, registran caídas en bolsa.

De hecho, uno de los últimos movimientos de la sociedad de valores ha sido marcharse del Ibex 35 y aumentar su exposición en la renta variable estadounidense, tal y como ha señalado Miguel ángel García, director de inversiones de Diaphanum durante la presentación de su estrategia para el segundo semestre de 2018.

¿Cuál es el problema del selectivo español? La respuesta no es ninguna sorpresa: su composición. Tiene un fuerte componente bancario, con un total de seis entidades, la mayoría de ellas con una elevada ponderación. Entre las cinco compañías con mayor peso en el Ibex 35 se encuentran, por orden, valores como Banco Santander, Inditex, Iberdrola, Amadeus y BBVA.

Es decir que entre los cinco valores con más peso del selectivo español se encuentran los dos principales bancos del país. Sin embargo, BBVA y Banco Santander, son, respectivamente, la tercera y la cuarta peor compañía del Ibex 35  en lo que va de año, con descensos que superan el 33% y el 22% de su valor en bolsa; solo superados por los de DIA y Mediaset.

Valores del Ibex 35 con mayor peso en el ídnice y su evolución en 2018
Valores con mayor peso en el Ibex 35
   
ValorPesoYTD
Banco Santander14,29-22,24
Inditex10,39-8,65
Iberdrola8,381,09
Amadeus7,2731,22
BBVA7,27-26,27
Telefónica7,25-17,93
Repsol5,7118,79
CaixaBank4,963,05
IAG3,255,11
Ferrovial2,79-3,78
   

 

Entre las razones por las que no invertir en el Ibex 35 para ganar en lo que queda de 2018 no solo se encuentran los bancos, también otros grandes valores sufren descensos. Es el caso de Inditex, la segunda compañía con más peso en el índice y que pierde casi un 9% en el año. O de Telefónica, cuyas caídas, de casi el 18%, han reducido su capitalización bursátil, perdiendo posiciones entre las empresas con mayor valor en el mercado español.

En todos los valores mencionados coinciden dos factores: compañías grandes que obtienen la mayor parte de su beneficio fuera de España. Y es que todas ellas se han visto afectas por cuestiones como la depreciación de divisas o la incertidumbre política en algunos países emergentes, riesgos que se incluyen entre la selección de Diaphanum sobre los principales peligros para los mercados de cara al segundo semestre del año.

Así lo subraya Rafael Ciruelos, experto en Estrategia e inversiones de Diaphanum, “el Ibex 35 no representa a la economía española, que va a seguir creciendo. Está formado por empresas cuyos beneficios vienen de fuera”.

A pesar de no recomendar invertir en el l Ibex 35 para lo que queda de 2018,  en Diaphanum sí tienen exposición a la bolsa española, pero lo hacen a través de pequeños y medianos valores y más concretamente mediante el fondo de Magallanes.

Y es que muy en contra de lo que sucede con el Ibex 35, la sociedad de valores sí ve con buenos ojos invertir en medium y small caps españolas en el segundo semestre de 2018.  En el 2018, el Ibex Medium Cap baja un 0,38% pero el Ibex Small Cap sube un 12,04%.

El Ibex 35 pierde en torno a un 8% en 2018 mientras que el Ibex Small Cap sube más de un 12%

Entre los valores españoles de pequeña y mediana capitalización se pueden encontrar compañías baratas por PER, recomendación de compra por parte de los analistas y además con potencial para revalorizarse en los próximos doce meses, como Sacyr, Liberbank, Catalana Occidente o Corporación Financiera Alba.

Liquidez o riesgo, esa es la cuestión

Durante la presentación, García también ha resaltado que si no se quieren asumir riesgos elevados a la hora de invertir, la mejor opción es mantenerse en liquidez y no entrar en activos más conservadores. De hecho, según datos de Diaphanum, las carteras más conservadores están perdiendo alrededor de un 0,37%, mientras que las agresivas registran una rentabilidad cercana al 2,5%. “Solo se gana si se asumen riesgos. Si eres conservador mejor quédate en liquidez”, advierte, por lo que aconseja tener paciencia.

Desde la firma consideran que ante el complicado panorama de inversión actual, las carteras deben polarizarse, evitando cualquier exposición a tipos de interés. Los activos alternativos son vistos por Diaphanum como sustitutivos de activos poco rentables o caros.

 

Se producirá una mayor polarización de las carteras , según Diaphanum

 

García, resalta que los resultados de las empresas están creciendo con fuerza y lo hacen de forma sana, al estarse produciendo por aumentos de facturación, no por reducción de costes; además de por la recompra de acciones y las operaciones corporativas.

“Los crecimientos superiores al 20% se concentran en EEUU, apoyados en las tecnológicas, energéticas y los estímulos fiscales. Pensamos que esta va a ser la tónica, por lo que sobreponderamos EEUU”, indica.

Aranceles, emergentes y bancos centrales seguirán siendo clave

Según Diaphanum, el mayor riesgo al que se enfrentan los mercados es el sobrecalentamiento de la economía estadounidense, además de destacar otros como la guerra arancelaria, el brexit o la situación de Turquía. Recuerdan que EEUU está experimentando el período de expansión económica más prolongado de su historia, con una tasa de desempleo del 3,9% y una confianza del consumidor en máximos.

Sobre la guerra comercial, desde la firma apuntan que una fecha clave será el próximo noviembre, cuando se celebren las elecciones de mitad de mandato en EEUU, cuyos resultados pueden hacer que el presidente Donald Trump modifique su política agresiva.

 

Riesgos para el Ibex 35 y el rsto de mercados en el final de 2018

 

En cuanto a la cuestión de Turquía, restan importancia a la situación que vive el país, al suponer solo un 0,1% del PIB mundial y el bajo riesgo de contagio a otras economías emergentes. Sin embargo, desde la firma ponen el foco en Brasil, al ser la economía más importante de la región que puede determinar todo el crecimiento de la zona. El país se enfrenta a unas elecciones presidenciales el próximo 7 de octubre.

Por otro lado, en lo que queda de año, los bancos centrales seguirán jugando un papel importante. La firma considera que en lo que resta de año la Reserva Federal estadounidense realizada dos subidas más de tipos, una la semana que viene y otra en diciembre.  Para el año que vienen estiman dos subidas más. Asimismo, no espera que el Banco Central Europeo (BCE) no suba sus tipos hasta el verano de 2019.