La bolsa española sigue ofreciendo oportunidades pese a las correcciones que se han visto durante el verano. Muestra de ello es que hay hasta ocho compañías del Ibex 35 con un ratio precio-beneficio (PER) por debajo de las diez veces, mientras que la media histórica se sitúa en las 15 veces. El selectivo español ya tiene 16 consejos de compra por parte del consenso de los analistas, el dato más alto en el último año y medio.

En el mercado continuo también se encuentran acciones baratas por PER, recomendación de compra por parte de los analistas y además con potencial para revalorizarse en los próximos doce meses. Pese a ello los índices españoles de empresas de mediana y pequeña capitalización -el Ibex Medium Cap y el Small Cap- también han sufrido caídas en los últimos meses. El Medium Cap se deja un 1,3% y el Small Cap un 3,8% en el tercer trimestre.

 

Junta de accionistas de Sacyr.

 

La constructora Sacyr es uno de esos ejemplos: sus beneficios se pagan entre los más baratos de la bolsa española, ya que cotiza con un PER de 6,75 veces y la estimación de los analistas que siguen su día a día en el parqué es que descienda hasta las 6,03 veces. El precio objetivo de las acciones de Sacyr se sitúa en los 2,86 euros por acción, lo que supone un potencial de revalorización superior al 15%.

Este viernes pasado los analistas de la firma francesa Kepler Cheuvreux elevaron el precio objetivo a las acciones de la compañía que dirige Manuel Manrique desde los 3,1 euros por acción hasta los 3,2 euros. Esto le da un recorrido alcista a los títulos de la constructora del 31,5%. En el acumulado del año consigue revalorizarse un 8,7%.

Ayer anunció que ha iniciado un arbitraje internacional contra Panamá ante la ONU con el fin de "defender" la inversión que el consorcio que lidera realizó para construir la ampliación del Canal, una obra por la que actualmente reclama sobrecostes de 4.061 millones de dólares (unos 3.509 millones de euros). El arbitraje se suma a los procesos que el consorcio tiene abiertos desde hace años ante distintas instancias en defensa de estas reclamaciones, según recoge Europa Press.

La constructora toma esta medida tras intentar durante años, y de forma infructuosa, llegar a un acuerdo amistoso con Panamá y al considerar que este país actúa en contra del Acuerdo para la Promoción y la Protección Recíproca de Inversiones entre España y Panamá.

La constructora madrileña anunció en el primer semestre un beneficio de 72,3 millones de euros, un 19,9% más que en los seis primeros meses de 2017 y además anunció la vuelta de “una política regular de dividendos”. Los ingresos de Sacyr crecieron un 18,4% hasta los 1.802 millones de euro y una mejora de su resultado bruto de explotación (ebitda) del 25,2% hasta los 238,87 millones de euros.

En los últimos meses, Sacyr ha logrado contratos como en el Aeropuerto de El Prat por un importe de 28,2 millones de euros para ampliar el dique sur de la terminal 1 del aeródromo catalán. También en julio la compañía madrileña anunció un proyecto en Brasil para construir una línea de metro en Fortaleza por 350 millones y en agosto se adjudicó la construcción de una planta de tratamiento de basura orgánica en Australia por valor de 41 millones.

También en los últimos meses se ha visto en un callejón sin salida en la concesionaria de autopistas Itínere, en el que tiene una participación del 15,5%. A finales de julio, Sacyr acordó la venta mancomunada de su participación en Itínere junto a la de Abanca (23,8%) y Kutxabank (16,3%) a Globalvia por 723 millones.

Sin embargo, este lunes el fondo estadounidense Corsair anunció que junto al fondo de pensiones holandés APG habían ejercido su derecho de primera oferta sobre las participaciones de Sacyr y de Liberbank (5,8%). Esta participación junto al 38% que ya controlaba Corsair en Itíniere le da una posición en la concesionaria del 59,2%, frente al 55,6% que sumaría Globalvía con su compra a dichos socios.

Sacyr, sin embargo, niega la venta de su participación a Corsair y podría enfrentarse a indemnizaciones si finalmente rompe su acuerdo de venta con Globalvia.

Liberbank, el banco que mejor lo hace en bolsa

Otro ejemplo de oportunidad se encuentra en el sector bancario, tan golpeado en lo que va de año en los mercados de valores. En el Ibex 35 todos las entidades financieras cotizan con caídas anuales, salvo CaixaBank que se anota un alza superior al 5%. Unicaja se anota una subida del 4,7% y Liberbank alcanza un retorno de más del 8%.

Tanto la entidad andaluza como la sucesora de Cajastur, Caja de Extremadura, Caja Castilla-La Mancha y Caja Cantabria están llamadas a ser las que más se beneficien del alza de los tipos de interés el próximo año por parte del Banco Central Europeo (BCE) como a estar en las posibles quinielas de posibles integraciones del sector a nivel nacional, según los distintos informes que han ido presentado grandes bancos de inversión extranjeros.

A cierre del primer semestre, Liberbank presentó un beneficio de 84 millones, un 25% más que en los seis primeros meses del pasado año. El margenes de intereses se incrementó un 9,3% más, hasta los 221 millones, y las comisiones se aceleraron un 3,6% hasta los 93 millones. Los ingresos totales aumentaron un 2,7% hasta los 363 millones, a pesar de la menor contribución de los resultados por operaciones financieras. Los gastos de administración se redujeron un 5,1%, hasta los 184 millones.

 

Cotización de Catalana Occidente.

 

Liberbank cotiza con un PER de 11,8 veces, presenta un potencial de revalorización superior del 20% hasta los 0,58 euros por acción y recomendación de compra.

La aseguradora Catalana Occidente es otro de los valores financieros que cuenta con el favor del consenso de los analistas, cuenta con un potencial del 14,7%, un PER de 12,13 veces y la estimación para 2019 es que se reduzca hasta las 11 veces.

El analista de XTB, Daniel García, apunta en un reciente informe que la compañía “muestra una gran solidez en sus resultados y un buen comportamiento relativo respecto al sector en el que opera. El buen aspecto técnico que tiene junto con el comportamiento impecable que acarrea en lo que va de año agrupa numerosos motivos para aportar el equilibrio cíclico que necesita una cartera sin la alta volatilidad que podría aportar un valor del sector bancario”.

Catalana Occidente elevó sus beneficios un 8,8% hasta los 187,2 millones de euros hasta junio, mientras que el volumen de negocio aumentó un 1,4% hasta los 2.326 millones de euros, debido a la dinamización del segmento de seguro de crédito. En bolsa se revaloriza un 0,5% en lo que va de año.

Corporación Financiera Alba, la sociedad de inversiones de la familia March, presenta un potencial alcista del 13,8%, un PER de 8,4 veces y el consenso prevé que se reduzca el año que viene hasta las 8,3 veces. El holding cuenta con participaciones en compañías cotizadas como Acerinox, Indra, Viscofan, CIE Automotive, Euskaltel, BME, Ebro Foods y Parques Reunidos, además de intereses en empresas no cotizadas y activos inmobiliarios. La sociedad no ha presentado todavía los resultados del primer semestre.