El Gobierno de Pedro Sánchez congelará la parte regulada de las facturas de luz y gas para 2019. Por quinto consecutivo, el 40% de la factura que pagan los españoles seguirá costando lo mismo, mientras que el resto dependerá del precio de la generación eléctrica  y la tecnología con la que se haya producido (35% del recibo) y de los impuestos (25%).

Los llamados peajes de acceso cubren el transporte y distribución de la energía, las ayudas a las renovables, los costes extrapeninsulares y la amortización del déficit eléctrico.

Así se recoge en la propuesta de orden del Ministerio para la Transición Ecológica en la que se establecen los peajes de accesos de energía eléctrica para 2019. En el documento del departamento que lidera Teresa Ribera se incluye un déficit entre ingresos y costes del sistema eléctrico de unos 450 millones, algo que no permite la ley.

Iberdrola y Endesa llegan a máximos históricos pese al recorte de los ingresos regulados que preparan Gobierno y CNMC

El desajuste entre ingresos y gastos del sistema eléctrico -el denominado déficit de tarifa- se cubrirá con cargo al superávit de ingresos que se ha registrado en los años anteriores. El Ejecutivo de Sánchez ha asumido este déficit con el objetivo de contener el precio de la electricidad después de rebajar los impuestos a la generación y dar mayores facilidades para ajustar la tarifa contratada y pasarse a la tarifa de discriminación horaria.

A partir del año que viene la decisión sobre los peajes de electricidad y gas natural pasará a ser competencia de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), cumpliendo así con el mandato de la Comisión Europea. El anterior Ejecutivo del PP se resistió a trasladar estas competencias al regulador que preside José María Marín Quemada, lo que supuso que la propia Competencia llevase ante el Tribunal Supremo al Ministerio de Energía que lideraba Álvaro Nadal.

Además de la congelación de la tarifa, la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) propuso a principios de noviembre una tasa de retribución para el segundo período regulatorio 2020-2025 del 5,58% para las actividades de transporte y distribución de energía eléctrica y del 7,09% para la actividad de producción a partir de fuentes de energía renovables, cogeneración y residuos.

El Gobierno pretende aprobar un real decreto ley sobre el sector eléctrico en el que otorga a Red Eléctrica (REE) gestionar la producción hidráulica de bombeo, y además espera que la Comisión Europea lo incluya en la nueva directiva eléctrica.

Por su parte, las compañías eléctricas han encargado un informe a la consultora Deloitte que indica que reducir la retribución a las redes eléctricas como pide la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y asume el Gobierno es un lastre para la inversión.

El sector brilla por análisis técnico

En los indicadores técnicos de Estrategias de Inversióntodas las eléctricas y ‘utilities’ del Ibex 35 presentan puntuaciones de entre el nueve y el ocho con tendencia alcista tanto a medio como a largo plazo y volatilidad decreciente. Estos filtros técnicos recogen el momento de una compañía según su comportamiento en las últimas 200 sesiones bursátiles.

Enagás, Endesa, Naturgy (Gas Natural) y Red Eléctrica cuenta con una puntuación de nueve sobre diez, mientras que Iberdrola se queda con una nota de ocho. Este jueves Bank of America elevó la recomendación sobre las acciones de Iberdrola desde neutral hasta comprar y aumentó su precio objetivo desde los 6,7 euros a los 7,65 euros por acción, lo que supone una revisión al alza del 14%.

 

 

El potencial actual de las acciones de la eléctrica desde sus precios actuales es del 10,6% según la entidad estadounidense. Iberdrola cerró en la sesión de ayer por encima de los 7 euros en máximos históricos. Endesa, por su parte, alcanzó también máximos históricos en los 21,12 euros por acción.

José Antonio González, analista técnico de Estrategias de Inversión, apunta que Red Eléctrica confirma “movimiento throwback con la superación de los máximos anuales situados en los 19,625, superación que se encuentra respaldada por la activación de señales de compra en el oscilador MACD, repuntes en el volumen de contratación y un contexto de volatilidad bajo control”.

Mientras que Enagás para González “logra resolver al alza el área de resistencia significativa que identificamos en torno a los 24,99 / 24,75, tras encontrar apoyo en el soporte de los 23,77 situado en las proximidades de su media móvil simple de 40 periodos o de medio plazo”.

 

 

“El movimiento de Enagás activa nuevamente señales de compra en el oscilador MACD en un contexto de mejora gradual por parte del volumen de contratación y de volatilidad bajo control, aportando continuidad a la estructura de máximos y mínimos crecientes que parte desde los 19,54 / 19,44 euros”, indica González. Ambas se encuentran también en máximos, Red Eléctrica en los 20,2 euros y Enagás en los 25,52 euros.