Iberdrola superó este miércoles a Telefónica en valor en bolsa por primera vez en la historia, lo que le convierte en la cuarta compañía por capitalización burstátil tan sólo por detrás de Banco Santander, Inditex y BBVA.

La compañía que lidera José Ignacio Sánchez Galán vale 38.570 millones, mientras que Telefonica vale 38.500 millones de euros. Iberdrola supera en capitalización a Telefónica por apenas 70 millones de euros.

Este movimiento se produce pese a que las acciones de Iberdrola caen en el acumulado de 2018 un 4,7% hasta los 6,02 euros por acción, mientras que la 'teleco' se deja un 7,14% en el año hasta los 7,5 euros por título.

Las acciones de la eléctrica están sufriendo en este arranque de año por las informaciones que apuntan a una nueva regulación por parte del Ministerio de Energía, que busca rebajar los ingresos regulados de las compañías dedicadas al gas y la electricidad. Los analistas de Banco Sabadell señalan que el sector sufrirá pérdidas de 376 millones de euros por los ajustes que prepara el Gobierno. El ajuste recaerá, sobre todo, en Gas Natural, Enagás, Madrileña de Gas, Naturgas y Redexis.

La compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán se encontraba desde hace tiempo a la 'caza' de la 'teleco'. De hecho, el pasado 5 de febrero ya llegó en algún momento de la jornada a superar por capitalización a Telefónica, aunque finalmente al cierre de esa sesión la empresa presidida por José María Álvarez-Pallete defendía el cuarto lugar como compañía más valiosa del Ibex 35, según recoge Europa Press.

La cotización de Telefónica está marcada por su elevada deuda neta de 47.222 millones de euros, mientras que su deuda bruta es de 57.408 millones. La 'teleco' llegó a valer en bolsa 100.000 millones de euros. 

En las últimas semanas corren rumores sobre una posible OPA sobre Telefónica que estarían preparando la estadounidense AT&T y la alemana Deutsche Telekom

Los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión recogen el estado de forma en bolsa de ambas compañías según su comportamiento en las últimas 200 sesiones. Telefónica cotiza en fase bajista y una puntuación de dos, marcada por un momento negativo y un volumen a largo plazo decreciente. 

Mientras que Iberdrola cotiza en fase de rebote con una nota de cuatro sobre diez. La tendencia de sus acciones tanto a medio como a largo plazo es bajista y su volumen a largo plazo es decreciente, mientras que el momento es positivo y la volatilidad decreciente.