El último mes ha dado a conocer valores en diferente perspectiva. Los bancos vuelven a acumular ganancias, Bankia vive un auténtica montaña rusa, las constructoras suben al calor de la rumorología sobre recortes, rescates y demás aristas de la situación española y Gamesa comienza a gustar a los broker y a levantar cabeza. 30 días han dado para que recupere un 2,45% de su valor y hay quien apuesta que, superadas resistencias, el título pueda llegar incluso hasta los 2 euros, aunque es cierto que la confianza cuesta con tanto antecedente nefasto...
 
Los fundamentales, a pesar de que ya no cuentan en exceso sobre el devenir de la renta variable, sí hacen variar de opinión a las casas de análisis. La noticia saltaba la semana pasada cuando Gamesa anunciaba la tercera firma de un contrato con la polaca RWE, filial de la germana del mismo nombre, por la venta de parques eólicos en el este de Europa. Se suma así a los acuerdos firmados en julio y enero de 2011 y da alas al futuro de la compañía, cada vez más dependiente del extranjero en vista de cómo están las cosas en casa.

“Hace tan sólo unos meses anunciaba la diversificación que estaba llevando a cabo en países como China o India, que en los últimos meses se están estancando sus niveles de crecimiento”, resalta Eduardo Vicho, jefe de Análisis de M&M Capital Markets
.
De hecho, la estrategia de la rival de la danesa Vestas está clara: tratar de elegir bien, stock picking, aunque en su caso con países debido a “la debilidad de los últimos datos que hemos visto en Asia que evidencian la desaceleración mundial a la que nos enfrentamos”, recuerda el experto.

GAMESA & IBEX 35  YTD (FUENTE: YAHOO FINANCE)



¿LEVE RECUPERACIÓN? GAMESA, tres meses 


No obstante, cabe destacar que Gamesa se lleva el bronce en la entrega de metales a los perdedores del año con unas pérdidas del 60%, en un recorrido a la baja complicado de parar. “La verdad es que el valor está en una zona complicada, ha perdido bastantes soportes”, comenta Ignacio Cantos, director de Inversiones de Atlas Capital. Este experto en fundamentales de las compañías incide precisamente en el hecho de que “el sector de los aerogeneradores” se encuentra “bastante parado, la competencia de los asiáticos está siendo importante y tampoco la reestructuración empresarial está siendo tan completa”, en relación a las últimas operaciones corporativas de Gamesa.


¿El castigo terminó?
Tanto caer, debería tener una recompensa. “El valor está duramente castigado, no descartamos que podamos asistir a un fuerte rebote y los niveles a vigilar serán los 1.50 euros y posteriormente, los 2-2.10 euros”, afirma Eduardo Vicho.

De momento, la última recomendación sobre el título viene del broker de HSBC que habla de “neutral” con un precio objetivo de 1,30 euros la acción, muy similar a los niveles a los que cotiza actualmente. Los expertos de Serenity Markets apuntan como primer nivel de referencia a vigilar la zona de 1,005 euros, mientras que por arriba, la resistencia la sitúan en 1,340 euros. Hay casas de análisis, de hecho, que apuntan a los 1,5 e incluso 2 euros a un año vista como precio objetivo para Gamesa.

“Probablemente cerca de la zona de 1.10 euros entraríamos con algo más de seguridad”, comenta el analista, cota sobre la que ya cotiza. Pero, ¿es momento de lanzarse a comprar? Quizás sea pronto, al menos, según Ana Rafels, asesora de inversiones de Ana Rafels EAFI, que no recomienda “fiarse del título hasta que no supere 1,70 euros. Una vez superados estos niveles, sí podríamos participar en un movimiento alcista hacia niveles de 1,83-1,96-2,12 (mínimos históricos)”. En el largo plazo, la experta va más allá y recomienda a los inversores conservadores no adentrarse en Gamesa hasta la rotura “como mínimo” de 2,40 euros.