El gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, aseguró hoy que la "fase más aguda" de la crisis económica en España ya ha pasado, ya que los principales indicadores económicos empiezan a mostrar, igual que en otros países, caídas "más modestas" o incluso empiezan a apuntar a la estabilización, lo que permite pensar que la "virulencia" de la crisis ha seguido remitiendo en el tercer trimestre.