Hoy comentaremos la situación del mayor banco español, Banco Santander. En el siguiente gráfico se puede observar como el valor sufrió un importante retroceso a consecuencia del estallido de la burbuja inmobiliaria a finales de 2007, marcando un mínimo en 1,95 euros en 2009 (ajustado por dividendos).  

Durante ese mismo año, la acción reaccionó para recuperar casi prácticamente la totalidad de la bajada precedente. Sin embargo, tras comenzar el año 2010, el valor reanudó la tendencia primaria bajista volviendo a marcar máximos y mínimos decrecientes hasta que en el verano del año 2012 logró formar una figura de doble suelo y consiguió perforar la tendencia bajista. Luego realizó un throw-back a dicha tendencia bajista y desde entonces comenzó de nuevo a marcar máximos y mínimos crecientes hasta que en septiembre de 2014 se encontró con la directriz bajista principal que pasaba por los 6,60 euros y ahí terminó dicha pauta agravándose los problemas al perder la media móvil de 200 sesiones. La cotización corrigió fuertemente, pero logró marcar un nuevo mínimo creciente en la zona de los 3 euros para volver a recuperar la tendencia de largo plazo primero y luego intentar testear la tendencia principal bajista. Sin embargo, este último hito le está costando mucho.   

 

 

Análisis

Como se puede observar en el siguiente gráfico, el valor consiguió construir una importante reacción tras el doble suelo del verano de 2012, pero no pudo colocarse en 5 euros al principio del año 2013, reanudó la pauta de máximos y mínimos decrecientes hasta la llegada del verano donde volvió a girarse al alza en la zona de los 3,50 euros y de esa forma dejó un nuevo mínimo creciente que configuró la nueva tendencia alcista. Sin embargo, esa tendencia fue rota a principios del año 2015 con el anuncio de la ampliación de capital y reducción del dividendo, llegando a marcar un nuevo mínimo por debajo del mínimo marcado en el verano del año 2014. El hueco producido tras ese anuncio fue cerrado a los pocos meses, pero sin embargo, no fue capaz de retomar la senda de máximos crecientes y por ello comenzamos a ver como se perdían de nuevo los mínimos y se continuaba con la pauta de máximos y mínimos decrecientes y que llevó a la cotización a perder el nivel psicológico de los cinco euros y solo pudo recuperarlos tras la reacción alcista ante la línea que une sus mínimos decrecientes. Esto le permitió recuperar los cinco euros, pero finalmente terminó cediendo el soporte de los 4,65 euros. De hecho, ha tenido que invertir prácticamente todo el año 2016 en poder recuperar este nivel y solo de cara al cierre del año, tras múltiples intentos fallidos, consiguió colocarse por encima. De hecho, tras un apoyo en ella, consiguió inclusive romper la tercera línea de velocidad bajista que he pintado de rojo, dejando claras las intenciones de querer seguir subiendo dentro de un canal alcista que acabó rompiéndose a la baja y que con el anuncio de la nueva ampliación de capital para absorber al Banco Popular cogió más velocidad correctiva. Ahora está claramente en un canal bajista y amenaza con poner en aprietos a la media móvil de 200 sesiones, que va a seguir subiendo, mientras que la cotización no pueda salir del canal bajista dejando cada vez un rango más estrecho.  

 

 

Escenario

Por tanto, teniendo en cuenta la situación del valor, tomaré una estrategia dual:

  • Alcista: Compraré si el valor consigue recuperar los 5,71 euros con la intención que la cotización pruebe de nuevo el techo de la canalización en los 5,88 euros con posibilidad de ruptura. Para ello, colocaré un stop de pérdidas inicial en los 5,60 euros.
  • Bajista: Si el valor continúa bajando y pierde los 5,60 euros entonces venderé con un primer objetivo en la media de largo plazo y si la pierde una continuidad de la bajada hasta la base del canal bajista en los 5,18 euros. Para ello fijaré un stop loss inicial en los 5,71 euros.   

 

 

Tendencias

Corto Plazo

Bajista

Medio Plazo

Alcista

Largo Plazo

Alcista

 

Resumen de la estrategia

Estrategia

Alcista

Entrada

5,71

 

Stop de pérdidas

5,60

Precio objetivo CP

5,88

Precio objetivo MP

6,20

Estrategias con warrants

En base al comentario técnico anterior, las estrategias a desarrollar con Warrants son:

  • Supuesto alcista: En este caso podría ser interesante comprar el Warrant CALL strike 5.5 de SANTANDER emitido por Société Générale (G5877) con fecha de vencimiento 15/02/2018 y una elasticidad de 8.02 para un perfil de riesgo alto, o la compra de un Warrant CALL strike 5.5 emitido por Société Générale (G5882) con fecha de vencimiento 15/06/2018 y una elasticidad de 6 para un perfil de inversión más conservador en plazo.
  • Supuesto bajista: En este caso podría ser interesante comprar el Warrant PUT strike 5.9 de SANTANDER emitido por Société Générale (G3223) con fecha de vencimiento 16/03/2018 y una elasticidad de 6.15 para un perfil de riesgo alto, o la compra del Warrant PUT strike 6 emitido por Société Générale (G5886) con fecha de vencimiento 15/06/2018 y una elasticidad de 4.36 para un perfil de inversión más conservador en plazo.

La evolución de la estrategia alcista con el Warrant CALL Strike 5.5 de SANTANDER emitido por Société Générale (G5877) con fecha de vencimiento en 15/02/2018, precio de compra de 0.22 euros para un Spot en 5.71 euros y objetivo de subida hasta los 5.88 euros, sería:

 

1 semana

Var %

2 semanas

Var %

3 semanas

Var %

0%Var Volatilidad

0.25

18.2%

0.24

13.6%

0.23

9.1%

+1%Var Volatilidad

0.25

18.2%

0.25

18.2%

0.24

13.6%

-1%Var Volatilidad

0.24

13.6%

0.23

9.1%

0.23

9.1%

La elasticidad de un Warrants representa, en términos porcentuales, lo que gana o pierde el Warrant por la variación de un 1% en el activo subyacente.

Nota: Para la simulación presentada en esta estrategia, se ha utilizado el Pricer, herramienta disponible en la página de Warrants de Société Générale http://es.warrants.com. Los datos son orientativos y en ningún caso suponen una oferta en firme de Société Générale.