Hoy hablaremos de otro de los grandes bancos de la banca española, concretamente del cuatro grupo bancario, Banco Sabadell. Como se puede observar en el siguiente gráfico, con el comienzo del año 2014, el valor rompió la tendencia principal bajista que estuvo siete años vigente tras su inicio en el año 2007 al dejar su máximo histórico en los 5,05 euros.

Esta ruptura se hizo con un volumen importante y desde entonces estuvo manteniendo una sana pauta de máximos y mínimos crecientes hasta que tras comenzar el verano de dicho año, terminó de realizar la cuña alcista y comenzó a marcar de nuevo una serie de máximos y mínimos decrecientes que le llevó inclusive a cotizar por debajo de la tendencia de largo plazo y retomar la pauta de máximos y mínimos decrecientes. Sin embargo, poco antes de comenzar el año 2017 volvió a romper dicha tendencia bajista de largo plazo y con una canalización alcista muy acusada puso fin a dicha pauta correctiva. Sin embargo, esa fuerza con la que emergió ha dado lugar, primero a una lateralización y últimamente a una corrección igual de acusada que todavía continúa canalizable.  

 

 

Análisis

Como se puede observar en el siguiente gráfico, la acción encontró suelo al testear la tendencia bajista de largo plazo y construir desde final del verano de 2014 una nueva pauta de máximos y mínimos crecientes ayudado por la segunda línea de velocidad. Sin embargo, a lo largo del verano de 2015 el precio de la acción perdió dicha tendencia alcista y volvió a dejar una pauta de máximos y mínimos decrecientes acelerando las caídas hasta volver a testear de nuevo la tendencia principal bajista de largo plazo iniciada en el año 2007. Nueva reacción también importante, pero sólo para dejar máximos y mínimos decrecientes. No obstante, en la primavera de 2016 volvía a intentar subir, llegando inclusive a romper al alza la canalización bajista que he resaltado de color rojo gracias a una pauta de máximos y mínimos crecientes, pero con el brexit quedó fracasada de nuevo llevando la cotización de nuevo a la base del canal bajista.

Y vuelta a empezar. De nuevo ruptura de la canalización bajista e incluso la línea tendencial bajista que viene desde 2007 y la media de 200 sesiones. Desde octubre de 2016 vemos la canalización perfecta con una clara pauta de máximos y mínimos crecientes que le llevo a romper máximos de la primavera del 2016, pero que en el verano de 2016 comenzó a poner en duda. Finalmente, el valor terminó por perder la media móvil de largo plazo y el mercado correctivo ha tomado la batuta sin encontrar un suelo donde frenar la caída.

 

 

Escenario

Por tanto y teniendo en cuenta la situación del valor me plantearé una operativa dual:

  • Alcista: Tomaré posiciones alcistas si el valor puede romper el canal bajista actual y se coloca por encima de los 1,70 euros con la intención de continuar escalando posiciones hacia los 1,82 euros. Para ello, colocaré un stop de pérdidas inicial en 1,64 euros. 
  • Bajista: Tomaré posiciones bajistas si el valor no puede frenar las correcciones y pierde los 1,61 euros con la previsión de ver una continuidad en la corrección que le lleve a marcar un nuevo mínimo en la base del canal en los 1,50 euros. Para ello, colocaré un stop de pérdidas inicial en los 1,67 euros.