La economía española dejará de estar en caída libre en 2010, lo que permitirá registrar algún crecimiento puntual de las tasas intertrimestrales del Producto Interior Bruto (PIB). Sin embargo, el crecimiento interanual seguirá siendo negativo, de entre el -0,1% y el -1,1%, "a no ser que el Gobierno haga reformas estructurales", auguró hoy el catedrático de Economía de Esade, Francesc Xavier Mena, en rueda de prensa. Mena pronosticó, además, que en España no se volverá a generar empleo hasta 2013. La tasa de parados seguirá creciendo en 2010, sobre todo durante el primer trimestre, y superará el 20% a finales de año, el doble de la mediana mundial.