El Tesoro Público ha completado su primera subasta de deuda del mes de agosto. Según los datos facilitados por el Banco de España, ha adjudicado un total de 3.220 millones de euros en bonos a 3 y 5 años, por los que ha ofrecido unos intereses más bajos que en la anterior emisión similar.

Para empezar, ha colocado 951 millones de euros en títulos con vencimiento a 3 años con cupón del 3,30%. La rentabilidad media abonada para este tramo ha sido del 2,636% frente al 2,76% del pasado 19 de julio.

Además, ha vendido otros 2.267 millones de euros en papeles a cinco años con cupón del 3,75%. En este caso, el rendimiento medio también se redujo, la pasar del 3,735% de julio al 3,561% pagado hoy.

La ratio de cobertura, que es la proporción entre la demanda y el importe finalmente adjudicado, ha sido de 2,2 veces, con una petición mayor por parte de los inversores de la deuda a menor plazo. Los 3.220 millones de euros recaudados superan el objetivo máximo establecido por el organismo, de 3.000 millones.

La subasta celebrada hoy inaugura el mes de agosto, después de que el Estado recaudase en julio más de 18.100 millones en bonos y obligaciones de distintas denominaciones; en letras (6 y 12 meses y 3 y 9 meses), y en una puja sindicada a 15 años que celebró el 9 de julio.

Hasta la fecha, el Tesoro había captado en el mercado 88.939 millones de euros dentro del programa de financiación regular a medio y largo plazo, lo que supone el 73,3% de lo previsto para todo el año, que alcanza los 121.300 millones.