China Merchants Bank, el sexto mayor banco del país asiático, ha obtenido un beneficio de 2.000 millones de dólares en 2007, un 110% más respecto a 2006, según las estimaciones publicadas por la compañía. El aumento de capital, los rápidos incrementos de ingresos sin intereses y la mayor diferencia de tipos entre préstamos y depósitos han sido los factores que contribuyeron al enorme aumento. Otros factores para el crecimiento han sido la disminución de los costes en los créditos y las especulaciones sobre una futura bajada de los impuestos sobre la renta a empresas.