La reducción de vuelos programada por las principales compañías aéreas para afrontar la crisis provocará que el uso del avión para el transporte de pasajeros se reduzca un 4 por ciento en 2009, en comparación con las cifras del año anterior. Así lo aseguró hoy la empresa Official Airline Guide (OAG), especializada en recabar información del sector, cuyas predicciones señalan que la aviación civil no recuperará sus niveles "normales" de actividad hasta el 2011. La empresa explica que este hecho se debe, principalmente, a la reducción de rutas y de capacidad decretada por muchas aerolíneas, que han visto en el recorte de costes la vía de escape a la actual ralentización del consumo.