La Bolsa de Tokio comenzó hoy la semana con pérdidas cercanas al 4 por ciento debido al cierre negativo del viernes en Wall Street y las renovadas preocupaciones sobre el futuro del sector financiero. El índice Nikkei bajó 288,27 puntos, o el 3,81 por ciento, hasta los 7.280,15 puntos mientras el Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, retrocedió 22,12 puntos, el 2,92 por ciento, hasta los 734,59 enteros. El único de los 33 sectores que avanzó hoy en el selectivo tokiota fue el de las casas de valores, mientras perdieron el resto, sobre todo la minería, las aseguradoras y las empresas de transporte marítimo. "Los mercados bursátiles de todo el mundo están cayendo debido a la inestabilidad financiera en Europa y en Estados Unidos", resumió a la agencia local Kyodo el analista Yukata Miura, de Shinko Securities.